Diario Vasco

Lima, 8 dic (EFE).- Los peruanos decidirán este domingo en referéndum si aprueban la reforma política y judicial planteada por el presidente del país, Martín Vizcarra, y aprobada por el Congreso dominado por el fujimorismo tras un duro enfrentamiento político.

Las autoridades electorales han convocado, de manera obligatoria, a más de 24 millones de personas para una consulta que, en quince de las veinticinco regiones de Perú, coincidirá con la segunda vuelta de los comicios a gobernadores.

El referéndum fue propuesto por Vizcarra el pasado 28 de julio, tras descubrirse una gran red de corrupción en la judicatura, lo que generó indignación entre una población escandalizada por el impacto en las altas esferas del país del caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica.

Vizcarra, quien en marzo reemplazó en el poder a Pedro Pablo Kuczynski, que renunció para evitar que el fujimorismo en el Congreso lo destituyera por sus vínculos con Odebrecht, planteó una apuesta de lucha contra la corrupción que extendió a la reforma política.

Sin embargo, su anuncio se convirtió en un capítulo más del enfrentamiento que ha mantenido en los últimos meses con la mayoría fujimorista en el Congreso, que cuestionó sus propuestas e intentó frenar que la reforma judicial y política se llevara a referéndum.

Ante la tardanza en la aprobación de sus iniciativas, Vizcarra tuvo que plantear una cuestión de confianza que abría la posibilidad del cierre constitucional del Congreso, con lo que logró que fueran aprobadas y sometidas a consulta.

Este domingo los peruanos deberán votar sí o no a cuatro preguntas sobre la formación y funciones de una Junta Nacional de Justicia, el control de la financiación de los partidos políticos, la no reelección inmediata de los congresistas y la constitución de un Parlamento bicameral, con senadores y diputados.

La víspera de la votación, Vizcarra, quien defiende la aprobación de las tres primeras consultas y el rechazo a la cuarta por considerar que su propuesta original fue "desnaturalizada" al añadírsele otros temas en el Parlamento, señaló que el referéndum debe ser una apuesta por un país íntegro, transparente y libre de corrupción.

"No podremos recuperar la confianza de los ciudadanos ni asegurar la gobernabilidad del país, si no acabamos con la plaga de la corrupción", subrayó el gobernante.

Recordó que se ha aprobado el Plan Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción 2018-2021, que establece las pautas para actuar con ética, transparencia, institucionalidad democrática y respeto a los derechos humanos.

A raíz del escándalo de sobornos de Odebrecht en Perú, la fiscalía de lavado de activos investiga actualmente a los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (1985-1990, 2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), además de la excandidata presidencial y líder opositora Keiko Fujimori, quien está en prisión.