Diario Vasco

Vila-real , 8 dic .- Mario Gaspar, capitán del Villarreal, señaló que la clave de la derrota ante el Celta estuvo en los primeros minutos del segundo tiempo, cuando su equipo recibió el segundo y el tercer gol del rival, dos tantos que, bajo su punto de vista, fueron "evitables".

El Villarreal perdió por 2-3 en un choque en el que marcó dos goles en los últimos diez minutos y envió un balón al poste, por lo que no pudo llegar a rescatar un punto.

"Al final lo hemos intentado y lo hemos tenido cerca, pero además de esos dos goles también acusamos haber recibido el 0-1 justo antes del descanso", añadió Mario, en declaraciones a Bein Sports.

"Queríamos engancharnos un poco arriba, pero nos toca mirar hacia abajo. Tenemos que ganar el partido que nos queda antes del parón de Navidad", señaló Mario, cuyo equipo no jugará en la última jornada de 2018, puesto que su rival en esa fecha, el Real Madrid, estará en el Mundial de clubes.