Diario Vasco

Valencia, 8 dic (EFE).- Marcelino García Toral, entrenador del Valencia, afirmó tras el punto que su equipo salvó en la prolongación ante el Sevilla que el trabajo de un entrenador no se puede medir por un gol marcado en el minuto 94.

Tras el empate conseguido en tiempo de prolongación indicó que no tiene razón de ser valorar a un entrenador por una situación como la que se dio hoy y agregó que se debe valorar a un cuerpo técnico en función de una trayectoria.

"Somos los mismos del año pasado y trabajamos con las misma herramientas. Entonces salían las cosas y ahora no salen", explicó Marcelino.

Respecto al encuentro dijo que estaba triste por no ganar, pero también indicó que habían rescatado un punto. "Salimos con la intención de ganar, hicimos 45 minutos buenos y nos marcaron en su primera ocasión. Estuvimos unos minutos 'grogys', pudimos empatar y ellos pudieron hacer el 0-2", analizó.

"Todo lo que no fuera ganar era dar un paso atrás y nuestras cifras demuestran que lo que nos penaliza son los pocos goles a favor. Llegamos mucho y marcamos poco", indicó Marcelino, quien señaló que no se ha hablado de fichar en el mercado de invierno, porque tiene la mente puesta en el siguiente partido.

"¿Llegamos menos a la meta rival que el año pasado? No. ¿Metemos menos? Sí", agregó Marcelino, quien admitió que entiende que el propietario de la entidad, Peter Lim, que hoy estuvo en el estadio, tenga dudas, pero insistió en que las soluciones pasan por ganar.

"Hablo de esta situación como máximo responsable, pero no único culpable. Trabajamos igual que el año pasado y seguiremos así mientras el club considere que debemos estar aquí, con la misma dedicación y el mismo convencimiento", indicó Marcelino, quien consideró que no haber ganado supone "un paso atrás".