Diario Vasco

Lisboa, 8 dic (EFE).- El holandés Frans Timmermans, proclamado hoy como candidato socialdemócrata para sustituir a Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea (CE) dijo hoy que "la única raza es la raza humana", en un mensaje contra el auge de la extrema derecha y el autoritarismo en el continente.

El actual número dos del Ejecutivo comunitario pidió "mirar al futuro para no repetir los errores del pasado" y reiteró que el nacionalismo "se basa en el odio" y "en buscar enemigos fuera y dentro de las fronteras".

En su primer discurso tras ser simbólicamente proclamado -desde hace semanas era ya el único candidato de la familia política a la CE en 2019- dijo que el "brexit" ha sido lo más triste que ha vivido en su vida política, y opinó que los británicos deberían "poder siempre volver a formar parte de la UE".

En políticas sociales, instó a aprobar políticas de igualdad, de asistencia social para todos, también los recién llegados, así como a proteger adecuadamente a los trabajadores, especialmente los más precarizados, los jóvenes.

"Lo siento, pero un chico de 19 años en su bici repartiendo comida no es un emprendedor. Merece protección y un sueldo digno", dijo.

También criticó las políticas fiscales que se permiten a las multinacionales y que vinculó directamente con los umbrales de pobreza que persisten en Europa.

Timmermans, que aplaudió el europeísmo y el trabajo de Gobiernos de su familia política como España y Portugal, se mostró preocupado por la deriva de las autoridades en el este, y se refirió explícitamente a Polonia y a la Hungría de Viktor Orbán.

También llamó a potenciar a las políticas de igualdad, a luchar contra la violencia de género y a que todos los países de la UE firmen el Convenio de Estambul.

Su primer gran discurso de pre campaña lo realizó rodeado de jóvenes y al ritmo del músico holandés Jett Rebel y su tema "Stick Together" (Estemos juntos), en alusión a la unidad de las naciones y los pueblos europeos.

Timmermans, que llevaba semanas de facto siendo el candidato tras la retirada de la carrera para el puesto del también comisario Maros Sefcovic, los miembros del Partido Europeo Socialista (PES) levantaron sus tarjetas de voto de forma simbólica para confirmar su proclamación.

Timmermans es el actual número dos de la Comisión Europea así como el vicepresidente primero y titular de Derechos Fundamentales.

Miembro del partido laborista PvdA, nacido en Maastricht hace 57 años, es desde 2014 el vicepresidente primero de la Comisión Europea, por lo que conoce de primera mano la política comunitaria, como también ocurre con su principal oponente a asumir algún día el puesto de líder del Ejecutivo comunitario, el alemán Manfred Weber, al frente del grupo popular en la Eurocámara.

El candidato socialista a la CE tiene también amplia experiencia en la política holandesa y llegó a ser ministro de Exteriores tras ocupar un escaño en el parlamento de La Haya.

Antes de la clausura por Timmermans, los delegados del PES escucharon a los principales mandatarios de la familia política, los jefes de Gobierno de España, Pedro Sánchez; Malta, Joseph Muscat, y Portugal, Antonio Costa.

Sánchez reconoció que la socialdemocracia europea lo tiene difícil para ser la opción más votada en las últimas europeas, pero se preguntó: ¿acaso alguna vez lo hemos tenido fácil?".

"Si tuviera que resumir en una frase nuestro proyecto para las europeas sería: propongamos a los ciudadanos un nuevo contrato social", dijo.

El presidente español se mostró autocrítico y dijo que el auge del populismo, que para él tiene llamarse "autoritarismo", debe llevar a "reflexionar", y que por mucho que se haya conseguido, debe reconocerse que "no es suficiente".

Por su parte, Muscat habló de que el "cambio es posible" y Costa sacó pecho de su receta en Portugal que ha llevado al país a poder pagar este mes su último tramo de deuda al Fondo Monetario Internacional (FMI).

La eurodiputada portuguesa Ana Gomes chilló "vergüenza" a Muscat durante su intervención como protesta por el asesinato en Malta de la periodista Daphne Caruana Galizia.

En el congreso, en el que hubo un recordatorio a la exministra y política catalana del PSC fallecida Carmen Chacón, se aprobaron ocho resoluciones que serán centrales en el manifiesto del PES antes de las elecciones europeas. EFE