Diario Vasco

Kabul, 7 dic (EFE).- Al menos 6,3 millones de personas necesitan ayuda humanitaria o de protección en Afganistán, casi el doble que hace un año, debido al conflicto, los desplazamientos forzosos y la pérdida de sustento, alertó hoy la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

En un informe de necesidades para 2019, la OCHA explicó que los afectados incluyen 3,7 millones de personas en necesidad "severa" y detalló que el número de personas que requieren apoyo humanitario casi se ha duplicado en los últimos doce meses.

"Una caótica e impredecible situación de seguridad combinada con una severa sequía han llevado a la casi duplicación del número de personas necesitadas en comparación con el mismo periodo del año anterior, desplazando a más de 550.000 nuevos civiles y empujando a 3,3 millones a niveles de emergencia en inseguridad alimentaria", advirtió.

Afganistán sufrió este año una fuerte sequía provocada por un déficit del 70 % en las precipitaciones, lo que derivó en 1,4 millones de afectados y 223.100 desplazados en un país donde ya de por sí la mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza.

A ello suma la crudeza del conflicto que sacude el país desde hace 17 años, con decenas de atentados en lo que va de año en diferentes puntos del país.

Las autoridades ya no revelan las bajas entre sus fuerzas, pero según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR), del Congreso de EEUU, entre mayo y octubre se registró un récord de ellas en comparación con años anteriores.

La presión insurgente en el campo de batalla también se tradujo en una caída en el territorio controlado por Kabul, que descendió a apenas un 55 % en 2018, la cifra más baja desde que el SIGAR contabilizó el dato por primera vez en 2015.