Diario Vasco

Ereván, 7 dic (EFE).- El Tribunal de Apelaciones de Armenia ordenó hoy la detención del expresidente armenio Robert Kocharián, que fue liberado en agosto pasado tras pasar algo más de un mes en prisión por haber intentado subvertir el orden constitucional en el país en 2008 durante las violentas protestas antigubernamentales.

El tribunal aceptó el recurso presentado por la Oficina del Fiscal General a la reciente liberación de Kocharián el pasado 13 de agosto, informó el abogado del expresidente (1998-2008), Aik Alumián, a los medios locales.

"Vamos a recurrir el fallo", señaló.

El expresidente armenio fue arrestado el pasado 28 de julio durante una investigación sobre los violentos enfrentamientos en protestas antigubernamentales en 2008.

Fue liberado el 13 de agosto por orden del Tribunal de Apelaciones.

Según dijo entonces otro de sus abogados, Rubén Saakián, porque, acorde a la ley, un presidente no puede ser objeto de persecución penal, ni durante ni después de cumplir su mandato, si los hechos que se le imputan están vinculados con el ejercicio de sus funciones como jefe de Estado.

El Servicio Especial de Investigaciones de Armenia acusa a Kocharián de haber intentado subvertir el orden constitucional en el país en 2008 cuando las fuerzas de seguridad recurrieron a la fuerza para dispersar una multitudinaria protesta contra los resultados de las elecciones presidenciales.

Aquellos sucesos causaron diez muertos y más de 200 heridos.

El exmandatario rechazó las acusaciones y calificó el proceso en su contra de "persecución política" iniciada por las nuevas autoridades armenias.

Las diligencias sobre los acontecimientos de marzo de 2008 fueron reanudadas en Armenia poco después de la llegada al poder, en mayo pasado, del político opositor Nikol Pashinián, uno de los líderes de las manifestaciones antigubernamentales de hace diez años.