Diario Vasco

Barcelona, 7 dic (EFE).- El sindicato de Mossos d'Esquadra SAP-FEPOL ha exigido la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch, por "fiscalizar" el trabajo de los agentes, en vez de defender su "profesionalidad", y ha reivindicado que el cuerpo no es "una policía política".

En un comunicado, el SAP-FEPOL se suma a las críticas unánimes de los sindicatos de Mossos por las afirmaciones de Buch de que investigará la actuación policial de ayer en las manifestaciones contrarias a VOX de Girona y Terrassa (Barcelona) y que no le "temblará la mano" al hacer cambios en la unidad de antidisturbios.

Según sostiene SAP-FEPOL, los agentes de esas unidades "están hartos de ver fiscalizado su trabajo y, dicho sea de paso, que no se haga nada por detener los actos violentos", por lo que emplaza al conseller a "defender la honorabilidad y la profesionalidad de los más de 16.000 agentes" del cuerpo.

"Para que quede claro: los Mossos d'Esquadra no somos una policía política", insiste el sindicato, que recuerda que siempre ha exigido la "despolitización" del cuerpo y que éste no sea instrumentalizado "con finalidades políticas".

El sindicato alerta a Buch de que ha "traspasado todos los límites", por lo que, en su opinión, "será tristemente recordado como el conseller que más ha menospreciado al cuerpo de los Mossos d'Esquadra".