Diario Vasco

Berlín, 7 dic (EFE).- Antes de la nueva presidenta de la Unión Cristianodemócrata alemana (CDU), Annegret Kramp-Karrenbauer (conocida entre la opinión pública alemana por el acrónimo AKK), siete políticos estuvieron al frente del partido, de los que cinco llegaron también a la Cancillería.

De los antecesores de AKK, como se le conoce, sólo Rainer Barzel, que presidió el partido entre 1971 y 1973, y Wolfgang Schäuble, jefe de la CDU entre 1998 y 2000, no lograron convertirse en jefes de Gobierno.

La CDU se fundó después de la II Guerra Mundial (1939-1945) y su primer presidente, Konrad Adenauer -al frente del partido entre 1949 y 1963- fue también el primer canciller de la República Federal de Alemania.

Ludwig Erhard sucedió a Adenauer en ambos cargos, primero en la cancillería y luego en la presidencia del partido, puestos en los que fue relevado por Kurt Georg Kiesinger.

Tras Kiesinger vino el interregno de Barzel a quien Helmut Koh sucedió en la jefatura de la CDU en 1973. Nueve años después Kohl se convertiría en canciller y compaginó los dos cargos hasta 1998, cuando perdió las elecciones generales ante el socialdemócrata Gerhard Schröder.

La CDU, por recomendación de Kohl, eligió a Schäuble en 1998 como presidencia pero éste tuvo que dejar el cargo en 2000, en el marco de un escándalo por donativos ilegales recibidos por el partido, y fue relevado por Angela Merkel, que se convertiría en canciller en 2005.

Ahora AKK llega a la jefatura de la CDU a falta de tres años para que se agote la legislatura de Merkel, quien antes la había nombrado secretaria general del partido.