Diario Vasco

Copenhague, 7 dic (EFE).- La australiana Sharan Burrow ha sido reelegida hoy secretaria general de la Confederación Sindical Internacional (CIS) al derrotar a la italiana Susanna Camuso en la jornada de clausura del IV Congreso mundial de esta organización.

Camuso, al frente de la italiana CGIL, contaba con el apoyo, entre otros, de las españolas UGT y CCOO.

La CIS, que representa a más de 200 millones de trabajadores y a 331 centrales sindicales, se comprometió a llegar a los 250 millones en cuatro años y a defender un "nuevo" contrato social en el que todas las empresas, incluidas las plataformas de negocios, se hagan responsables de sus trabajadores.

Impulsar un tratado sobre derechos humanos y empresas y una transición "justa" a economías sostenibles para responder al cambio climático, revertir la tendencia a más sueldos bajos y mayor desigualdad, así como acortar la brecha de género fueron otros de los compromisos adoptados en el congreso, celebrado en Copenhague.

"Dejamos el congreso unidos para reforzar el poder de los trabajadores para cambiar las reglas", señaló en un comunicado Burrow, que habló de la necesidad de transformar el actual modelo económico "fallido"

Durante el congreso, en el que participaron 1.200 sindicalistas de 132 países desde el domingo, se adoptaron resoluciones urgentes sobre paz y derechos humanos en Colombia, solidaridad con los trabajadores y estudiantes iraníes y sobre las reformas laborales en Hungría.

La CIS reclamó también la liberación del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado desde abril pasado para cumplir una polémica condena de 12 años por corrupción.

El presidente de la CIS, el también brasileño Joâo Felicio, leyó una carta de agradecimiento de Lula, antiguo sindicalista y exlíder dirigente del Partido de los Trabajadores (PT), por la solidaridad y la acción colectiva para protestar contra su "injusto" encarcelamiento.