Diario Vasco

Lisboa, 7 dic (EFE).- El transporte público y las pequeñas empresas serán los grandes beneficiados de la redistribución de 2.700 millones de euros procedentes de fondos de cohesión que la Comisión Europea concedió a Portugal para el periodo 2014-2020, informaron fuentes oficiales.

Según un comunicado divulgado hoy por la representación de la CE en Portugal, esta cifra será reorientada hacia las prioridades definidas por el Gobierno luso, entre las que figuran la ampliación de los metros de Lisboa y Oporto y la modernización de la línea ferroviaria que une la capital con el municipio de Cascais.

También se creará un nuevo régimen para ayudar a pymes innovadoras a mejorar su acceso a la financiación, se apoyará la competitividad de las pequeñas empresas del archipiélago de Madeira y se invertirá en preservar el patrimonio natural y cultural de las islas Azores.

Los programas que recibirán los fondos reorientados están destinados a innovación en pymes (688 millones), competencias y formación (931 millones) apoyo al empleo y al emprendimiento (256 millones), movilidad urbana limpia (285 millones) e infraestructuras sociales (627 millones).

"Portugal está definiendo sus prioridades para los próximos años, para poder generar crecimiento y crear empleo, y la UE está mostrando flexibilidad y dando a Portugal los mejores medios para invertir en su futuro", dijo hoy la comisaria europea de Política Regional, Corina Cretu, durante un evento en Lisboa en el que se anunció la redistribución.

El primer ministro luso, António Costa, también presente en el acto, señaló que la cohesión "es la política que Bruselas lleva a la calle de cada uno de nosotros", y consideró que los fondos van a ayudar a aumentar la competitividad de la economía lusa y conseguir que las exportaciones representen el 50 % del PIB en 2025.

En total, los fondos de cohesión del programa Portugal 2020 ascienden a cerca de 25.600 millones de euros.