Diario Vasco

México, 7 dic (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció hoy que presentará en los próximos días un plan contra el robo de combustible, un problema al alza en el país latinoamericano.

"Ya estamos trabajando en una estrategia con este propósito y espero que la semana próxima les presente un plan para que todos los ciudadanos conozcan lo que se va a llevar a cabo", dijo el líder izquierdista en su rueda de prensa matutina.

El Senado de México aprobó este jueves una modificación del artículo 19 de la Constitución para que sean delitos graves que ameritan prisión preventiva los hechos de corrupción, el robo a transporte o combustible o el abuso sexual, entre otros.

"Es muy importante informar que se van a aplicar leyes más severas para estos delitos. Y es lo mismo que el delito de corrupción, que no va a tener derecho a fianza. Es muy importante hacer conciencia y convencer de que hay que cambiar; ya estamos en una etapa nueva", dijo.

López Obrador explicó que también será delito grave que las gasolineras no entreguen los litros comprados completos.

"Que se den litros completos y kilos completos. Y estamos llamando a los prestadores de servicios a que actúen con responsabilidad", señaló.

La paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) estimó este diciembre unas pérdidas de entre 1.454 y 1.700 millones de dólares por el robo de combustible en 2018.

A los ladrones de combustible se los conoce como huachicoleros, y buena parte de su área de acción se ubica en el llamado Triángulo Rojo, región en la que colindan los estados de Puebla, Tlaxcala y Veracruz, en el centro del país.