Diario Vasco

Bruselas, 7 dic (EFE).- Podemos denunció hoy el supuesto conflicto de intereses de la ponente del informe del Parlamento Europeo (PE) sobre el acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y Marruecos, la eurodiputada liberal francesa Patricia Lalonde, y pidió que sea apartada de esa tarea.

Podemos afirma que Lalonde (ALDE) forma parte de la junta directiva de EuroMeda, una fundación internacional para promover la cooperación entre Europa y África en torno al mar Mediterráneo que, aseguran, está vinculada con el Gobierno de Marruecos.

Según la formación morada, el vicepresidente de EuroMeda es el exministro de Asuntos Exteriores de Marruecos Salaheddine Mezouar, y la junta directiva cuenta también a otros exministros del país, como Mohamed Cheikh Biadillah, que ocupó la cartera de Sanidad.

"Todos estos hechos demuestran la conexión íntima entre EuroMeda y los intereses del Reino de Marruecos y, en consecuencia, el conflicto de intereses de Lalonde como ponente sobre el informe", se dice en la carta de la formación de izquierdas.

La misiva, remitida al presidente del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, reclama que se haga oficial la incompatibilidad de Lalonde con la responsabilidad de presentar este informe, se aparte a la eurodiputada francesa de la ponencia y, además, se posponga la votación de este informe en comisión parlamentaria, que estaba prevista para el próximo lunes.

En un comunicado, el portavoz de Podemos en el PE, Miguel Urbán, aludió al inicio de los diálogos en busca de un acuerdo para poner fin al conflicto entre Marruecos y el Sáhara Occidental y llamó a actuar "con la mayor cautela posible" para no entorpecer el proceso.

Urbán, que se opone al acuerdo UE-Marruecos porque considera que vulnera el derecho de autodeterminación del Sáhara Occidental y la sentencia al respecto del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, opinó además que el tratado "socava el proceso de paz de la ONU y las posibilidades de alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto".

"Los ministros marroquíes ya han dejado bastante claro que los acuerdos de la UE no excluyen al Sáhara de su aplicación, así que respaldan la reclamación de Marruecos sobre el territorio", dijo Urbán.