Diario Vasco

Praga, 7 dic (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores de Eslovaquia, Miroslav Lajcak, anunció hoy que da marcha atrás a su dimisión, anunciada la semana pasada en protesta contra el rechazo parlamentario al pacto mundial sobre migración de la ONU.

El reconocido diplomático, presidente de la Asamblea General de la ONU el año pasado, explicó que no quiere extender la incertidumbre que desencadenado con su anuncio de dimisión, no aceptada ni por el jefe de Gobierno ni por el presidente del país, informa el diario SME en su versión electrónica.

Lajcak explicó que no desea "prolongar la actual situación y lastrar el espacio político y mediático eslovaco", al tiempo que destacó que ha recibido garantías del primer ministro, Peter Pellegrini, sobre la continuidad de la política exterior del país bajo su responsabilidad ministerial.

Aseguró que su renuncia no se debió al rechazo parlamentario al pacto migratorio, sino a la exigencia impuesta por los legisladores al Ejecutivo para no enviar a ningún representante a la conferencia de Marrakech (Marruecos), donde la semana próxima se aprobará el documento de la ONU.

Tras la negativa de alinearse con el pacto según el voto del Parlamento, la coalición formada por socialdemócratas, nacionalistas y minoría húngara rechazó el documento este miércoles, en un consejo de ministros al que Lajcak no asistió.

Pellegrini había instado desde el primer momento al jefe de Estado eslovaco, Andrej Kiska, a que no aceptara la renuncia del veterano diplomático al menos por un período prudencial.

Lajcak es uno de los diplomáticos más destacados de su país y reconocido a nivel internacional tras haber sido en el período 2017/2018 presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas.

En los años 1990 fue embajador de su país en Japón y más tarde en Serbia y entre 2007 y 2009 fue representante especial de la Unión Europea (UE) para Bosnia-Herzegovina.