Diario Vasco

Sevilla, 7 dic (EFE).- El entrenador del Sevilla, Pablo Machín, afirmó este viernes, en vísperas del partido de su equipo contra el Valencia, que Mestalla es "un estadio muy complicado, ellos suelen estar arriba" y para ello "deben hacer" de su campo "un fortín", aunque dijo que su "idea es ir a por los tres puntos".

Machín advirtió en rueda de prensa de que sus hombres deberán dar su "mejor versión" el sábado porque para los valencianistas "es una final", por cuanto "consideran un rival directo al Sevilla y es importante que no le saque más distancia", y subrayó que el conjunto de Marcelino García Toral puede "despertar en cualquier momento".

El técnico sevillista cree que la afición che propiciará "un clima hostil" hacia su equipo, aunque puntualizó que, "por mucho que les apoyen desde la grada, quienes te derrotan son los jugadores a los que te enfrentas".

Además, restó dramatismo al encuentro porque "el partido de Copa (frente al Villanovense) sí era una final, la del jueves en 'Europa League' (contra el Krasnodar) también. La que menos califico de final es la del Valencia", indicó.

El preparador soriano admitió como "algo evidente" el "desgaste" de muchos de sus titulares, si bien destacó que también "está el estado anímico y si la cabeza quiere, las piernas van".

"El partido del domingo en Vitoria (1-1) es un ejemplo", recordó, con lo que sigue dispuesto a "exprimir y dosificar" a su plantilla para "que no se noten las ausencias".

Entre ellas, anunció la baja de última hora del defensor portugués Daniel Carriço, que "se queda en casa por una gastroenteritis" que lo ha "debilitado", motivo por el que ha "preferido dejarlo aquí para que se recupere bien".

Machín reconoció que el Valencia "tiene un plantillón, aunque eso luego hay que fraguarlo con resultados", puesto que "las individualidades ayudan, pero luego es el colectivo el que saca los partidos", si bien advirtió de que se van a enfrentar a "súper-jugadores que en cualquier momento sacan la calidad que atesoran".

En todo caso, el entrenador del Sevilla resaltó que el Valencia "va a mejor" en las últimas semanas y argumentó que es un rival que "domina los ataques rápidos, las contras", porque "tienen mucha velocidad y su sistema defensivo es sólido cuando están juntos".