Diario Vasco

Lisboa, 7 dic (EFE).- La huelga nacional de ferroviarios convocada hoy en Portugal obligó a suspender el servicio de todos los trenes regionales y de larga distancia en el país y canceló el 60 % de la circulación urbana en Lisboa, según datos sindicales.

La Federación de los Sindicatos de Transporte y Comunicaciones (Fectrans) informó de que hubo una "gran adhesión" entre los trabajadores de la ferroviaria Comboios de Portugal, que cerró las taquillas de las principales estaciones del país y paralizó todos los trenes de largo curso y regionales.

En lossuburbanos de Lisboa y Oporto hubo "muchas supresiones" y en la capital sólo se operó el 40 % de la circulación programada.

También estaban llamados a la huelga los trabajadores de Infraestructuras de Portugal, donde hubo una "elevada adhesión", en algunos lugares "superior a los últimos paros", y de EMEF (responsable de la manutención del equipo ferroviario), de la que cerraron la "mayoría" de oficinas.

En el transporte de mercancías sólo operaron los traslados de artículos peligrosos, como estaba previsto.

Con la huelga de este viernes, que no contó con servicios mínimos ni transportes alternativos, los ferroviarios reivindican al Gobierno que se negocie una mejora de sus condiciones laborales.

El ministro de Planificación e Infraestructuras, Pedro Marques, aseguró el miércoles que el Gobierno está dispuesto a negociar con los ferroviarios.

Sin embargo, desde Fectrans defienden que "esta declaración sólo tiene eficacia si fuese acompañada de actos concretos, lo que no ocurrió", por lo que decidieron mantener la huelga.