Diario Vasco

México, 7 dic (EFECOM).- Tras la dura disputa por la cancelación de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y empresarios mexicanos sellaron hoy su primer gran acuerdo: un programa de becas para insertar a los jóvenes en el mercado laboral.

La secretaria (ministra) de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, y el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, firmaron el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro para capacitar a 2,3 millones de mexicanos entre 18 y 29 años que no estudian ni trabajan.

Este convenio entre el sector público y el privado, que se ha estado diseñando desde que López Obrador ganó las elecciones el 1 de julio, lleva a la práctica el famoso lema del nuevo presidente "Becarios sí, sicarios no".

Con estas palabras, López Obrador resume el objetivo de su política pública, que pasa por dar trabajo y oportunidades a los jóvenes para evitar que caigan en redes de delincuencia.

El programa está previsto que tenga una inversión estimada de 110.000 millones de pesos (5.618 millones de dólares) anuales, de los que el 70 % será aportado por el sector privado.

Todo tipo de empresas, como bancos o compañías de transportes, ofrecerán pasantías becadas a los jóvenes que las soliciten con una duración de 12 meses y la posibilidad de ser incorporados posteriormente a la compañía.

"Hoy sellamos una alianza entre el Gobierno, la iniciativa privada y la sociedad para sumar el talento de los jóvenes a la transformación de México", anunció la secretaria Alcalde en el acto celebrado en el Museo Nacional de Antropología de la capital mexicana.

Declaró que este programa es fruto de "un esfuerzo sin precedentes" y que garantizará que "toda persona joven que quiera estudiar o capacitarse en el trabajo no encuentre ningún impedimento para lograrlo".

Tras lamentar que los jóvenes han sido "olvidados" por los anteriores gobiernos, la ministra prometió que el nuevo Ejecutivo que entró en funciones el 1 de diciembre buscará la "inclusión" de toda los juventud.

Así se intentará evitar que los jóvenes de zonas rurales tengan que abandonar su tierra para buscar mejor desarrollo, que los pobres "caigan en el ciclo de violencia" o que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres.

A su vez, Castañón, titular del organismo cúpula del empresariado, que reúne a importantes asociados como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) o la Asociación de Bancos de México (ABM), señaló que este programa construye "una ruta a un país más próspero, equitativo e incluyente".