Diario Vasco

Fráncfort (Alemania), 7 dic (EFECOM).- El selectivo de Fráncfort se estabilizó hoy con unas pérdidas moderadas, tras la fuerte caída del jueves, en una jornada en la que Fresenius se desplomó tras revisar de nuevo a la baja sus pronósticos.

El índice DAX 30 cerró hoy con una bajada de un 0,21 %, hasta 10.788,09 puntos, el nivel más bajo de los últimos dos años, en una jornada en la que se negociaron acciones por valor de unos 4.200 millones de euros.

El DAX 30 ha perdido esta semana un 4 % y acumula en lo que va de año una caída de un 16,5 %.

La debilidad de Wall Street presionó a la baja también al selectivo de Fráncfort, que antes de la apertura de la bolsa estadounidense había presentado una tendencia alcista en algunos momentos.

El índice tecnológico TecDAX terminó con una subida del 0,45 %, hasta 2.516,63 puntos.

Los inversores prestaron atención a la elección de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de su secretaria general, la centrista Annegret Kramp-Karrenbauer, para suceder en su jefatura a la canciller de Alemania, Angela Merkel.

El fabricante alemán de tecnología sanitaria Fresenius cayó un 17,7 %, hasta 38,99 euros, después de haber revisado a la baja por segunda vez sus pronósticos de beneficio y facturación desde mediados de octubre.

Su filial de tecnología y servicios de diálisis Fresenius Medical Care (FMC) perdió un 8,5 %, hasta 62,24 euros.

Fresenius ha reducido los ingresos procedentes de algunas clínicas privadas en Alemania, donde han aumentado los tratamientos ambulatorios y se han reducido las pernoctaciones en el hospital, y FMC tiene problemas en EEUU.