Diario Vasco

Girona, 7 dic (EFE).- El fiscal pide 22 años de prisión para un hombre acusado de asesinar en 2005 a un empresario en Roses (Girona) durante un robo violento en su casa.

El acusado, Costal R., fue detenido en junio de 2016 por la Policía Nacional por un intento de robo en Castellón de la Plana y, tras tomarle muestras de ADN, averiguaron que los Mossos le buscaban por el crimen de Roses de once años antes.

El fiscal pide para él dos años de cárcel por un delito de allanamiento de morada y robo con violencia en grado de tentativa y otros 20 años por un delito de asesinato.

Sobre las 13.45 horas del 12 de noviembre de 2005, los Mossos recibieron el aviso de que un empresario francés afincado en la urbanización Santa Margarita de Roses, Henri F., había muerto asfixiado en su casa tras intentar defenderse en una pelea de uno o varios asaltantes.

La hipótesis a la que los investigadores dieron más fuerza desde el principio fue que una o varias personas habían entrado en la casa a robar y, al verse sorprendidas por el empresario, le acabaron matando en su habitación, que estaba totalmente revuelta.

Los mossos tomaron muestras de sangre de una segunda persona que encontraron en el pantalón de la víctima, en la pared y en la correa de una persiana y que, once años más tarde, permitieron dar con el autor del crimen.

Tras cotejar el ADN del acusado, de origen rumano, la Policía Nacional lo pudo relacionar con aquel asesinato y con otros dos robos con violencia cometidos en Onda (Castellón) y Jávea (Alicante), y con un tercer delito cometido en el año 2001 en Utrech (Holanda).

Después de su detención en Castellón, el detenido, que tiene numerosos antecedentes por robos, amenazas, lesiones y detención ilegal, pasó a disposición del juzgado de instrucción número 2 de Figueres (Girona), que ordenó su ingreso en prisión provisional sin fianza.