Diario Vasco

Tirana, 7 dic (EFE).- Miles de estudiantes de la universidades públicas de Albania han salido hoy, por cuarto día consecutivo, a la calle para pedir la reducción de las tasas de matrícula y la mejora de las condiciones en las residencias estudiantiles.

Las manifestaciones han continuado tanto en la capital, Tirana, como en las ciudades de Durres, Elbasan, Korca y Vlora, pese a que ayer el Ministerio de Educación cumplió con su demanda principal de eliminar la tarifa de los exámenes de repetición, que cuesta 670 lek (5,4 euros) por crédito.

En las universidades públicas, las tasas de matrícula oscilan entre 160 y 2.560 euros, una cantidad elevada en un país pobre donde el sueldo medio es de unos 350 euros.

"Un joven que no se queja es un joven muerto", "¡Somos estudiantes, no clientes!", gritaban los manifestantes frente al ministerio de Educación.

Los estudiantes presentaron hoy nuevas demandas, entre las que figuran que se duplique el presupuesto de Educación o que se les dote con tarjetas de estudiante.

El presupuesto de la enseñanza superior para el año académico 2018-2019 es de 64 millones de euros, 3,3 millones mas que el año anterior.

Tanto el primer ministro, Edi Rama, como la ministra de Educación, Juventud y Deportes, Lindita Nikolla, han manifestado su disposición al diálogo y a recibir a una representación estudiantil, oferta que el Consejo de Estudiantes rechazó hoy.

"Tengo muchas ganas de escucharles cara a cara, sin censura por parte de la opinión pública, sin directivos, ni administradores, ni pedagogos, es decir estudiantes elegidos por los propios manifestantes", dijo hoy Rama.

"Mi deber es escucharles, apoyarles y tener en cuenta sus preocupaciones, siempre y cuando quieran conversar", añadió.

La ministra, por su parte, afirmó en una carta a los estudiantes que está "abierta y disponible" para discutir sobre todos los asuntos presentados por los estudiantes.

La protesta continuará hasta que se hayan cumplido todas sus demandas, afirmaron, en cambio, los organizadores.