Diario Vasco

Nueva Delhi, 7 dic (EFE).- Los diarios del filósofo español de origen indio Raimon Panikkar (Barcelona, 1918) vieron hoy la luz en Nueva Delhi en una presentación que ensalzó la figura de este sacerdote católico como una persona abierta a todas las tradiciones religiosas, al cumplirse este año el centenario de su nacimiento.

Milena Carrara Pavan, presidenta de la Fundació Vivarium Raimon Panikkar, a la que el catalán de padre indio dejó a cargo de su obra, viajó hasta la capital de la India para mostrar al mundo una recopilación extraída de más de medio centenar de manuscritos en cuatro idiomas, que fue presentada en el Instituto Cervantes.

Carrara explicó a Efe cómo conoció a Panikkar "por casualidad" y comenzó a traducir sus libros hasta que se convirtió en su "colaboradora", "traductora" y ayudante en la preparación de su Opera Omnia -recientemente publicada en la India tras las versiones en italiano, catalán, español, francés e inglés-.

"Creía en mi lealtad, así que me dio sus 50 manuscritos escritos con una letra pequeña, pequeña y dijo: 'puedes hacer lo que quieras con ellos, si los quieres quemar, quémalos; si los quieres guardar o publicar sólo una parte, eres totalmente libre'", recordó Carrara.

Así fue como nació "El agua de la gota, fragmentos de los diarios de Panikkar", una selección del "enorme" trabajo que dejó detrás, con el que la presidenta de la Fundació Vivarium pretende mostrar el "camino humano y también el camino espiritual" del filósofo español.

"El título es 'El agua de la gota', da una idea de cuál era mi objetivo ya que él usaba a menudo la metáfora de la gota de agua, todos somos gotas de agua. Pero descubrir que no somos la gota, sino lo que está dentro de la gota, es encontrar el camino divino del ser humano", concluyó.

Aunque con motivo de su centenario, que se cumplió el 2 de noviembre, 2018 acogió todo tipo de eventos para conmemorar a Panikkar por todo el mundo, los celebrados en la India tienen un valor especial por su origen indio.

El especialista en estudios de Panikkar Anand Amaladass, de la Facultad Loyola de Chennai (sur), recordó en declaraciones a Efe que el padre del filósofo era un hindú y su madre una católica española, por lo que el sacerdote quiso ser "fiel a ambas tradiciones".

El español había sido ordenado sacerdote católico en 1946 y viajó por primera vez a la India en 1954.

Era un hombre, afirmó, "abierto a otras tradiciones" y de ahí su famosa cita: "Dejé Europa como cristiano, me encontré a mí mismo como hindú, luego me convertí en budista sin perder mi identidad cristiana".

Panikkar mantuvo esta filosofía hasta su muerte y pidió que parte de sus restos fuesen enterrados en el cementerio familiar en Barcelona y la otra fuese esparcida en el sagrado río Ganges de la India, de acuerdo con Amaladass.

Además, a juicio del experto, fue gracias a sus traducciones del Libro de los Vedas, texto sagrado hindú, que los cristianos pudieron sumergirse en ellas.