Diario Vasco

Valencia, 7 dic (EFE).- Los investigadores encargados del caso de la muerte del activista LGTB Fernando Lumbreras han descartado, de momento, la homofobia como causa de su fallecimiento después de que su cadáver fuera hallado en su casa de Valencia con evidentes signos de violencia, según han informado a Efe fuentes de la investigación.

Por su parte, desde la Jefatura Superior de Policía han añadido que hasta ahora no ha sido detenida ninguna persona en relación con los hechos.

El cadáver de Lumbreras, de 60 años, fue encontrado maniatado y con golpes por todo el cuerpo en su domicilio de la calle de Julián Peña de la capital valenciana, donde al parecer vivía solo.

Fernando Lumbreras, natural de Melilla, fue uno de los primeros coordinadores de Lambda en la ciudad de Valencia y un pionero en la defensa de los derechos LGTB.

El actual coordinador de Lambda Valencia, Alec Casanova, ha explicado a Efe que quieren organizar un acto para honrar a Lumbreras, pero deben "respetar los tiempos" y saber si su familia quiere un funeral público o privado.

"Si la familia decidiera hacer un acto privado, Lambda, por su parte, haría algún acto en memoria de este activista y de lo que representó para el movimiento LGTB", ha señalado Casanova.

Ha recordado que los hechos son "muy recientes" y están a la espera de cualquier información que le pueda proporcionar tanto la policía como la familia de la víctima.

En su cuenta de Facebook, Lambda Valencia señala que están "plenamente compungidos y afectados" por lo ocurrido y señalan que, aunque harán algún acto en su memoria, quieren y necesitan "esperar" a que el proceso de investigación les permita poder tomar "decisiones", y piden "paciencia y cautela al respecto".