Diario Vasco

Lisboa (EFE), 7 dic.- El líder del partido laborista británico, Jeremy Corbyn, pronosticó hoy que el próximo martes el acuerdo de "brexit" será rechazado en el Parlamento británico y pidió una nueva negociación que evite el peor escenario: el no acuerdo.

La votación en la Cámara de los Comunes tendrá lugar el próximo 11 de diciembre y el Gobierno conservador de May necesita que al menos 320 diputados voten a favor, un respaldo del que, de momento, carece.

En su intervención ante el Congreso de los socialdemócratas europeos, Corbyn lamentó "la irresponsable" estrategia de la primera ministra May en la negociación del "brexit" que afirmó puede llevar a un escenario de "no acuerdo" que "causará daños serios e incertidumbre no solo a Reino Unido, sino también a la UE".

Para Corbyn, "un acuerdo mejor para ambas partes es tan posible como deseable" y seguir negociando "un pequeño precio a pagar para una solución adecuada para todos".

El líder laborista también se refirió al debate de la BBC que debía mantener con May y que según él la primera ministra ha cancelado.

"Ayer May canceló el debate (...) otra oportunidad perdida para ella para dar cuentas", afirmó.

Corbyn, que quiso recordar que muchos de los británicos que votaron en 2016 por la salida de la UE lo hicieron como respuesta a las medidas de austeridad y la precarización, dijo temer que el escenario de un no acuerdo lleve a un Reino Unido "marcado por la desregulación liberal más absoluta, lo que los conservadores británicos llaman políticas de flexibilidad".

Por otro lado, Corbyn también aprovechó su intervención en el Congreso socialista, reunido en Lisboa para aclamar a su candidato a sustituir a Jean-Claude Juncker, Frans Timmermans, para confirmar que los laboristas británicos seguirá siendo parte "tanto ahora como en el futuro" de la familia socialdemócrata europea.

"Dentro o fuera de la Unión Europea somos internacionalistas en nuestro corazón, de eso va el socialismo", afirmó.

El líder laborista mostró su determinación a seguir trabajando con sus colegas socialdemócratas del viejo continente para "construir una Europa social y de la gente, un Europa solidaria, que respete los derechos de todos los trabajadores y consumidores".

Corbyn advirtió al resto de socialdemócratas europeos que si no son ellos quienes "ponen en jaque a las élites económicas" y consiguen una UE "más social", entonces quienes conseguirán llegar a la gente son "los populismos que extienden el discurso del miedo y utilizan a las minorías y a los diferentes" de chivo expiatorio. EFE