Diario Vasco

Varsovia, 7 dic (EFE).- Ciudades, estados, empresas y sociedad civil de EE.UU están presentes en la Cumbre del Clima de Katowice (Polonia) para recordar que mantienen su propia lucha contra el cambio climático pese a la decisión del presidente, Donald Trump, de que su país salga del Acuerdo de París.

Esta coalición contra el cambio climático inauguró hoy el Centro para la Acción Climática de Estados Unidos, un espacio que permanecerá abierto hasta el próximo día 10 dentro del recinto donde se celebra la Cumbre del Clima, con el objetivo de demostrar a la comunidad internacional que EE.UU. tiene un gran compromiso contra el cambio climático pese a su Gobierno Federal.

"La coalición 'We are still in' ('Seguimos aquí', en español) nació como respuesta al anuncio de Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo de París, y ha pasado de 1.200 signatarios en sus comienzos a convertirse en un gran movimiento nacional con 3.600 representantes", explicó a Efe la directora de Cooperación Climática internacional del WWF, Mariana Panuncio-Feldman.

Esta coalición y su centro para la Acción Climática de Estados Unidos convive en la COP24 con la delegación oficial de ese país, que representa las posiciones de Trump, quien niega el cambio climático (o al menos que la acción humana sea su principal causante) y que "está desmantelando toda la estructura de lucha contra el cambio climático", señaló Panuncio-Feldman.

"Los compromisos colectivos de empresas y gobiernos locales y estatales han enviado la poderosa señal de que hay un compromiso en Estados Unidos en cuestión del clima pese al Gobierno Federal", subrayó la representante del WWF, organización que también forma parte de esta alianza alternativa a la Casa Blanca.

Así, la decisión de Trump de abandonar el Acuerdo de París dio paso a una importante reacción que, por ejemplo, ha llevado a algunas ciudades parte de esta coalición a tomar más medidas contra el cambio climático como electrificar sus flotas de autobuses.

Mientras tanto, estados como California (EE.UU.) han intensificado sus objetivos para recortar las emisiones de gas invernadero, a la vez que han aumentado su capacidad de energía solar y eólica.

De esta forma, la promesa de Trump de retirar al país del Acuerdo de París, que no puede ser una realidad hasta noviembre de 2020 por los períodos de notificación establecidos, no ha logrado acabar con la lucha contra el cambio climático en EE.UU, añade Panuncio-Feldman.

Más bien todo lo contrario, "Trump ha sido un detonante para que diferentes actores subnacionales se unan contra el cambio climático, ha servido para unir a actores que estaban haciendo cada uno su parte y animarles a empujar unidos hacía el mismo lado", asegura.

Esta coalición alternativa contra el cambio climático mostrará su fórmula en la COP24, una experiencia que ya han imitado otros países como Japón, México y Argentina, donde ese han creado grupos ajenos a los gobiernos nacionales para impulsar medidas en favor del clima y extender el diálogo sobre esta importante cuestión a todos los niveles.