Diario Vasco

Tel Aviv, 7 dic (EFE).- Con motivo del aniversario de la Constitución española, medio centenar de personas recibieron hoy en Israel la nacionalidad española durante un acto de juramento o promesa de lealtad al rey y obediencia a la Constitución y a las leyes.

La ceremonia de hoy "es el encuentro definitivo entre el legado judío y España", festejó el embajador español en Tel Aviv, Manuel Gómez Acebo, que se congratuló de celebrar dos actos: "Dar la bienvenida a los nuevos y antiguos españoles, y celebrar los cuarenta años de la constitución española, que es un hogar para todos nosotros".

La firma en el registro civil y la jura o promesa de fidelidad son el último paso en el proceso que permite adquirir la nacionalidad a los descendientes de los judíos expulsados de España en el siglo XV en base a la ley 12/2015 aprobada en junio de 2015 en el Parlamento español.

En total, en la embajada de Tel Aviv han jurado o prometido lealtad unas 900 personas.

Una de ellas, Yaniv Hamou, farmacéutico, explica que primero empezó a aprender español y entonces apareció la ley.

"Me pareció buena idea tener el pasaporte español. El proceso me llevó dos años y medio, y creo que es bueno para mi vida profesional y personal", valora sobre el trámite, que incluye aprobar un examen de idioma básico, otro de cultura española y numerosos trámites burocráticos.

Myriam Nahon, traductora jurada y encargada de asesorar y acompañar a muchos de los solicitantes, explicó a Efe que el motivo para solicitar la nacionalidad "es en muchos casos sentimental. Desde que el Gobierno español decidió cerrar esa herida, muchos han decidido cerrar el círculo. Otros lo hacen por sus hijos, para que tengan pasaporte europeo".