Diario Vasco

Madrid, 7 dic (EFECOM).- CCOO ha recibido "con satisfacción" la decisión del Gobierno de dar continuidad al contrato de relevo en la industria manufacturera hasta el 1 de enero de 2023, pero ha lamentado que se deje fuera a otras ocupaciones y actividades sin justificación, según ha señalado en un comunicado.

El Gobierno ha aprobado hoy la regulación de la jubilación parcial simultánea con un contrato de relevo para la industria manufacturera -extendiendo su uso que caducaba el próximo 31 de diciembre por cuatro años más-, mediante un real decreto ley de medidas urgentes para impulsar la competitividad del sector industrial y comercial.

CCOO puso en marcha, hace meses, "la maquinaria para evitar que se pusieran trabas a su uso", al saber que esta modalidad contractual era clave para el rejuvenecimiento y para la feminización de las plantillas, de acuerdo con el sindicato.

También era consciente de que se trataba de un yacimiento de empleo importante para los grupos de población más afectados por el paro (los jóvenes y las mujeres).

El sindicato ha detallado que el contrato de relevo vinculado a la jubilación parcial se puso en marcha en 2001, gracias a un acuerdo que sólo firmó CCOO y que ha permitido a las empresas y al empleo "aguantar las situaciones de crisis y de reestructuración industrial".

La reforma laboral del Partido Popular de 2013 fijó nuevas condiciones de uso para el contrato de relevo a partir del 1 de enero de 2019, poniendo en riesgo la continuidad de "la mejor herramienta que han tenido las empresas durante este siglo para generar empleo estable y de calidad", ha relatado CCOO.