Diario Vasco

Girona, 7 dic (EFE).- El abogado del joven detenido ayer por los Mossos d'Esquadra en Girona durante los incidentes registrados cuando grupos de manifestantes trataban de boicotear un acto de VOX, Benet Salellas, ha afirmado que la detención del joven fue un "acto de tortura retransmitido en directo".

Salellas ha mantenido que la detención en la Plaza 1 de Octubre de 2017, pasadas las 9 de la mañana, "no se puede justificar de ninguna manera por la protección del acto de Vox, que empezaba tres horas más tarde".

En las imágenes, según Salellas, se ve a un joven "un poco desorientado que en medio de la carga policial cae al suelo y es golpeado por los agentes uniformados, por lo que el uso de la fuerza no se puede justificar de ninguna manera por una cuestión de seguridad, contención o defensa de los agentes, es un acto de violencia gratuita y técnicamente un acto de tortura".

"Es el uso de violencia de un funcionario público contra un ciudadano para castigarle por haber participado en un acto de protesta", de acuerdo con las convenciones internacionales, ha asegurado Salellas, que ha añadido: "Estamos ante un acto de tortura televisado, en directo, y no fue un golpe, ni dos ni un solo agente el que interviene. Las imágenes hablan por sí solas".

Esto muestra, según él, que "no hay una manzana podrida, no es un agente el que de alguna manera se excedió en el uso de la fuerza sino que es una consigna policial la que se desplegó ayer en esta plaza".

"Primero cae una persona, se la golpea en el suelo, se la detiene y luego se construye el relato de lo que ha hecho", ha dicho el letrado, que ha añadido que esto lleva a la conclusión que "muchos de los atestados policiales que construyen por hechos como éste son falsos".

"Gracias a las imágenes quizás la impunidad a la que están acostumbrados algunos los agentes de la Brimo (fuerzas antidisturbios de los Mossos) será más difícil y no sólo demostraremos que no lanzó ninguna piedra, también el acto de tortura a la que fue sometido y gracias a ello esta vez podremos acercarnos más a una situación de justicia", ha afirmado.

El abogado ha explicado que están estudiando qué acciones judiciales emprenderán contra los Mossos por estos hechos y evitar, ha dicho, "que a los denunciantes, una vez conocido su nombre, se les abra un procedimiento penal por haber denunciado a los agentes".