Diario Vasco

Culiacán , 11 nov .- El argentino Diego Armando Maradona, entrenador de los Dorados de Sinaloa del Ascenso del fútbol mexicano, se negó a hablar del equipo de sus amores, el Boca Juniors que jugará este domingo la final de la Copa Libertadores contra River Plate porque está concentrado en su trabajo en México.

"Estoy trabajando en Dorados, tranquilo. Todos saben que soy hincha de Boca, pero de ahí a que tenga que decir cómo tiene que jugar, de eso se encargarán los técnicos de Boca y de River", dijo Maradona en una conferencia de prensa luego del empate de su equipo 1-1 con el San Luis.

Maradona señaló que en vez de la final de la Libertadores, su preocupación es reemplazar al delantero argentino Jorge Córdoba, expulsado este sábado en el partido ante San Luis, y recuperar para los cuartos de final a jugadores que hicieron un esfuerzo grande.

Al empatar en su estadio, Dorados puso fin a su racha de cinco triunfos consecutivos en el Ascenso; Maradona comentó que sus jugadores hicieron un trabajo bárbaro y justificó el empate con una supuesta actitud del árbitro en contra de su equipo.

En el minuto 56 el jugador de San Luis Jorge Sánchez fue derribado y según el vídeo el árbitro debió haber señalado un penalti contra Dorados, lo cual no hizo. Sin embargo Maradona criticó al colegiado porque decretó el final del partido cuando su equipo estaba atacando.

"Estamos amargados por el empate de hoy porque no fuimos para nada agraciados por el árbitro. Todas las pelotas divididas las pitó contra Dorados", agregó.

El "pibe de oro", señaló que no quería hablar más sobre el árbitro porque entonces se remontaría a hace casi 30 años cuando el mexicano Edgardo Codesal le pitó un penalti en contra a Argentina en la final de la Copa del Mundo de 1990 ante Alemania y le diría barbaridades al juez de esta ocasión.

"Quiero que las autoridades vean y digan, Maradona está equivocado. Lo aceptaría, pero el equivocado de hoy fue el árbitro, siempre contra Dorados", insistió.

Los Dorados se clasificaron en séptimo lugar del Ascenso al sumar con Maradona seis victorias, un empate y una derrota. El estratega elogió a sus jugadores por la proeza porque cuando llegó el objetivo era trabajar lo mejor posible con la mirada en el próximo torneo y en este mismo ya lograron clasificarse.

En cuartos de final Dorados recibirá a mitad de semana a los Mineros de Zacatecas, segundos de la tabla a los que visitará el fin de semana y Maradona aseguró que están listos para buscar la victoria.

"Este equipo tiene buenos cojones. No le tememos a nadie", declaró el técnico que estudiará si sustituirá al suspendido Córdoba para el partido de ida de cuartos de final o planteará un esquema con el ecuatoriano Vinicio Angulo como único delantero.

"Si podemos ganar con buena diferencia acá, iremos igual de atacantes. No sabemos jugar a defendernos, sí a ser ordenados y prácticos", concluyó.