Diario Vasco

Madrid, 11 nov (EFECOM).- La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha desvinculado la decisión de la Abogacía del Estado de no incluir la rebelión entre los delitos imputados a los políticos del "procés" independentista de la negociación presupuestaria que aborda el Gobierno socialista.

"Yo no veo una relación directa entre las dos cosas", afirma la ministra en una entrevista con ABC, en la que recuerda que la Abogacía del Estado ha calificado los hechos "sobre la base de criterios jurídicos" sin que ello "tenga nada que ver con el Presupuesto".

Calviño ha descartado así considerar este cambio en la calificación inicial de gesto hacia los independentistas de cara a la aprobación de las cuentas públicas de 2019, y ha insistido en que no le parece bien "mezclar cuestiones presupuestarias con otras que no tienen nada que ver".

Además, ha señalado que el Gobierno "ha sido muy claro a la hora de marcar la separación de ambas cuestiones y de respetar la independencia judicial".

En estas circunstancias, Nadia Calviño ha anticipado que el Ejecutivo calcula poder presentar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en el Congreso a comienzos de diciembre, momento en que "se verá qué opciones hay o qué decisiones hay que tomar".

Respecto a la posibilidad de una prórroga de los presupuestos en vigor por falta de apoyo parlamentario, ha recordado que "no sería la primera vez que se utiliza" este mecanismo "con los ajustes necesarios en el sistema".

Calviño se ha referido en su entrevista a la decisión del Gobierno de trasladar a los bancos la obligación de pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados vinculado a las hipotecas.

Ha defendido la no supresión de este tributo porque forma parte del sistema de financiación de las Comunidades Autónomas: "privarlas de recursos pone en peligro su capacidad para atender las necesidades y los derechos de los ciudadanos".