Diario Vasco

Mogadiscio, 11 nov (EFE).- El número de fallecidos en el triple atentado con coche bomba perpetrado este viernes por el grupo yihadista Al Shabab en la capital de Somalia, Mogadiscio, aumentó hoy a 58, confirmaron a Efe fuentes médicas.

"La cifra de víctimas mortales es de al menos 58, y la mayoría ha fallecido en los hospitales, ya que en el lugar de los hechos murieron unas 21 personas", informó a Efe un miembro del servicio de ambulancias Amin, Mohamed Abshir.

Los coches bomba, que provocaron un centenar de heridos, estallaron en hora punta en una de las calles más concurridas de la capital con hoteles y restaurantes, y a pocos metros de la rotonda KM4, un punto de control y acceso al Aeropuerto Internacional de Mogadiscio.

"Me encontraba en la sede del Departamento de Investigación Criminal cuando escuchamos dos explosiones que golpearon la pared, nos quedamos sorprendidos y vimos varios cadáveres y personas heridas gritando", relató a Efe el agente de policía, Abshir Isak.

Los dos primeros coches bomba explotaron casi de forma simultánea en torno a las 16.00 hora local (13.00 GMT) en el exterior del lujoso hotel Sahafi.

Y la tercera explosión, unos 20 minutos después, ocurrió en un automóvil estacionado en el aparcamiento del hotel Hayat, en la parte trasera del Sahafi.

Entre los muertos figura el propietario del Sahafi, Abdifitaax Abdirashiid Shire, cuyo padre a su vez murió en un atentado similar contra el mismo hotel en 2015, según la radio local Dalsan.

El grupo yihadista Al Shabab reivindicó la autoría de los ataques y varios de los terroristas fueron abatidos cuando intentaron entrar al hotel Sahafi, confirmaron fuentes de seguridad.

El secretario general de la ONU, António Guterres, lamentó lo sucedido y advirtió de que los somalís "no serán disuadidos" en su búsqueda de una paz duradera y una estabilidad política, además de enviar sus condolencias a las familias de las víctimas.

En un comunicado difundido el viernes por su portavoz, Farhan Haq, Guterres reiteró "el apoyo y la solidaridad de las Naciones Unidas con el pueblo y el Gobierno federal de Somalia en ese esfuerzo".

Al Shabab, que se afilió a la red internacional de Al Qaeda en 2012, controla parte del territorio en el centro y el sur del país, y aspira a instaurar en Somalia un Estado islámico de corte wahabí.