Diario Vasco

A Coruña, 10 nov (EFECOM).- Decenas de trabajadores de Alcoa en A Coruña y Asturias han aprovechado el partido de LaLiga 1/2/3 entre el RC Deportivo y el Real Oviedo para pedir que no se cierren las factorías de la ciudad gallega y de Avilés (Asturias).

Por la mañana, cientos de trabajadores de la planta de Alcoa en A Coruña y vecinos de la ciudad ya habían protestado frente a la Torre de Hércules por la decisión de la multinacional estadounidense de prescindir de las dos fábricas de aluminio.

Por la tarde, hora y media antes del partido, tras la llegada de los autobuses del Deportivo y el Oviedo al estadio Abanca-Riazor, los manifestantes trasladaron sus reivindicaciones a los aledaños del campo coruñés.

Allí se juntaron empleados de la factoría asturiana, que trajeron la pancarta de Avilés, con los de A Coruña, que portaron la suya y también camisetas naranjas contra el cierre.