Diario Vasco

Getafe , 10 nov .- El gallego Santi Mina, el delantero de moda del Valencia por sus cuatro goles en los últimos tres partidos, ha sido elegido por Marcelino García Toral en el Coliseum Alfonso Pérez para asumir la responsabilidad del ataque de su equipo, que afronta esta jornada cerca del descenso y lejos de Europa, objetivo del Getafe.

Santi Mina, muy activo en el calentamiento previo sobre el césped del Coliseum, le hizo dos goles al Young Boys en Liga de Campeones hace unos días y una semana antes salvó al Valencia equipo de hacer el ridículo en la Copa del Rey marcando dos goles al débil Ebro.

Marcelino García Toral espera encontrar en el gallego el remedio a todos sus males y su apuesta por él es decidida. No obstante, ha dejado en Valencia al belga Michy Batshuayi y en el banquillo al francés Kevin Gameiro, que hace varias semanas dejó de ser imprescindible en un once al que vuelve el capitán Dani Parejo después de tres partidos fuera por lesión.

Curiosamente Santi Mina disputa en el Coliseum un duelo que seguramente sea especial a nivel personal. En este estadio, el 16 de febrero de 2013, debutó en Primera con 17 años y con la camiseta del Celta de Vigo de la mano de Paco Herrera. Para Parejo, el duelo también tiene su punto nostálgico por su paso por Getafe entre 2009 Y 2011.

Tanto años después este Getafe está renovado. José Bordalás le ha devuelto la ilusión, lo mantiene cerca de Europa y espera ganar al Valencia para que no se vayan más puntos del Coliseum, de donde han volado esta campaña ocho puntos.

La principal novedad en el once azulón es el extremo malagueño Francisco Portillo, que sustituye al francés Dimitri Foulquier, que ocupa una plaza en el banquillo junto al centrocampista uruguayo Sebastián Cristóforo y el portero argentino Leandro Chichizola.

La otra novedad del once es la entrada del central Bruno González por el togolés Djené, hombre de máxima confianza de Bordalás.