Diario Vasco

Irún , 10 nov .- El PP ha celebrado hoy el Día de la Memoria en Irún (Gipuzkoa) con un acto en solitario, al margen de los eventos institucionales, que ha recordado a las víctimas del terrorismo y reivindicado el "profundo significado político" de la memoria de los asesinados por ETA.

Al igual que en años anteriores, los populares se han desmarcado de los principales actos institucionales convocados con motivo del Día de la Memoria y ha organizado su propia celebración en la localidad, junto a un monolito erigido en homenaje a las víctimas del terrorismo y la violencia.

Allí, el presidente del PP del País Vasco, Alfonso Alonso, ha pronunciado un breve discurso en el que ha abogado por que las víctimas de ETA tengan su "espacio específico" y ha rechazado la memoria que pretende "blanquear" la acción de los asesinos con el objetivo de "recuperar el proyecto político por el que empuñaron las armas".

Junto a Alonso han acudido al acto los presidentes provinciales del PP vasco Raquel González (Bizkaia), Iñaki Oyarzabal (Álava), y Borja Sémper (Gipuzkoa), además de la secretaria general, Amaya Fernández y otros cargos orgánicos y públicos del PP vasco.

El líder de los populares vascos ha argumentado que "hay algo peor que el olvido", que es "la falsa memoria": "Construir una memoria que en vez de legitimar el compromiso, la dignidad y la profunda inocencia de las víctimas, justifique al asesino y lo presente a las futuras generaciones como una suerte de libertador del pueblo vasco", ha añadido.

En su opinión, detrás de la justificación de los asesinos se esconde la intención de "recuperar el proyecto político por el que empuñaron las armas", con el discurso de que "aunque reconozcan que matar estuvo mal, el proyecto por el que mataban era legítimo".

"Y era un proyecto profundamente ilegítimo. La memoria es rechazar el proyecto por el que mató ETA, es derrotar a ETA todos los días cada ve que recordamos a sus víctimas", ha agregado.

Alonso ha dicho "lamentar profundamente" que no puedan compartir este acto con otros partidos y que "al final se impongan las tesis de quienes quieren blanquear su pasado porque tienen vergüenza de mirar hacia atrás".

A su juicio, resulta fundamental recordar por qué ETA mató a sus víctimas: "En Euskadi se ha matado por odio, se ha matado para imponer un proyecto político concreto, el de la independencia de Euskadi, la construcción de un estado socialista totalitario aquí".

ETA también asesinó, ha apuntado el dirigente popular, "para acallar la voz de quienes se oponían a ese proyecto totalitario".

Alonso ha incidido en que la memoria de las víctimas del terrorismo "tiene que comprometerse para seguir llevando la voz de aquél al que se la arrebataron".

Ha recordado en concreto a José Luis Caso, concejal del PP en Rentería asesinado por ETA en Irún el 11 de diciembre de 1997, y al mismo tiempo a las otras 23 víctimas de la organización terrorista en este municipio guipuzcoano.

"Es imposible no recordar la indignidad, la injusticia del hecho que nos hizo perder a esas personas", ha abundado el presidente del PP vasco.