Diario Vasco

Madrid, 10 nov (EFE).- El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, cree que el Tribunal Supremo "ha quedado en entredicho", porque "no deja un buen sabor de boca el cambio de criterio" sobre la sentencia de a quién corresponde el pago del impuesto de actos jurídicos documentados en las hipotecas.

En una entrevista que hoy publica El Economista, De Zulueta opina también que "agrava aún más la inseguridad jurídica" el posterior decreto para que la banca costee el impuesto después de que el Supremo finalmente dictara que lo hicieran los clientes.

La decisión que tomó el jueves el Consejo de Ministros le parece al presidente del Círculo de Empresarios "insólita, muy populista, que busca votos, pero en la que el poder Ejecutivo no está respetando una decisión del más alto tribunal".

"Es una intromisión inadecuada, que pone en duda la separación de poderes. Hay que respetar las decisiones judiciales. No se puede cambiar la ley por intereses políticos. En cualquier caso, nos guste o no, el encarecimiento de los costes de una hipoteca acabará trasladándose al precio", añade De Zulueta, quien preside el Círculo de Empresarios desde hace ocho meses.

Acerca de la posibilidad de que los presupuestos estatales para 2018 se prorroguen para 2019 por falta de apoyos parlamentarios al proyecto de ley, De Zulueta indica que "no es una buena noticia, porque con un cambio de gobierno es importante saber la hoja de ruta".

No obstante, piensa que "es menos malo seguir con los Presupuestos del PP que aplicar los pactados con Podemos, aunque ninguna de las dos opciones es buena".

"Lo mejor para este país sería que hubiera elecciones, y que en las urnas se pudiera conformar una mayoría sólida sin los separatistas para poder afrontar las reformas que se necesitan", opina el exdirectivo de Pepsico, Schweppes, Cadbury, Sanitas, Bankinter y USP Hospitales, que es ahora consejero de Línea Directa y director de la consultora Point Lobos.