Diario Vasco

Girona, 10 nov (EFE).- A pesar de mostrarse resignado por el empate conseguido contra el Girona en el Estadi Municipal de Montilivi (0-0), Mauricio Pellegrino celebró que su equipo "está creciendo".

"Las sensaciones cada vez son mejores. Necesitábamos los tres puntos porque en la situación en la que estamos necesitamos ganar, pero estamos yendo de menos a más", enfatizó el técnico del Leganés, satisfecho por la imagen mostrada por sus futbolistas.

En este sentido, Pellegrino también quiso destacar que su equipo pudo mantener la portería a cero, un logro "que no es sencillo en un estadio como este".

Aun así, el entrenador argentino reconoció que el empate era "una pena". "Tuvimos dos ocasiones muy claras", lamentó Pellegrino antes de destacar que el encuentro, "muy parejo", "se rompió al final por los cambios, por la intención de ambos equipos de buscar el arco contrario".

"Los dos quisimos ganar, los dos lo hemos intentado", concluyó el técnico del conjunto pepinero.