Diario Vasco

La Coruña, 10 nov (EFE).- La pegada del Deportivo se llevó por delante al Oviedo, que recibió un duro castigo (4-0) en el estadio Abanca-Riazor pese a que su planteamiento táctico le dio resultado hasta que se quebró en una acción a balón parado en el ecuador del primer tiempo y se desvaneció con los contragolpes que tejieron los blanquiazules tras el descanso.

Los de Juan Antonio Albacete Anquela, con tres defensas y dos carrileros, impidieron, de inicio, que el Deportivo se sintiera cómodo en su estadio. Les apretó arriba, les disputó la posesión y hasta encontraron puntos débiles en su retaguardia, pero apenas generaron ocasiones y, cuando las tuvieron, las desaprovecharon.

A los cinco minutos, un balón colgado por Christian desde la izquierda y peinado por Javi Muñoz tras tocar en un rival, lo desaprovechó Joselu en el área pequeña y Ramón Folch, desde la frontal, lo mandó por encima de la portería de Dani Giménez.

A falta de juego, el Deportivo explotó su otro gran recurso, el balón parado, que le había permitido rescatar un punto a última hora ante la UD Las Palmas (1-1) en la anterior jornada.

El goleador del equipo coruñés en Canarias repitió en Riazor de cabeza y en un saque de esquina. Ejecutó Carles Gil y cabeceó, libre de marca, el portugués Domingos Duarte, que lleva tres goles esta temporada, todos en acciones de estrategia.

Fue un golpe para los asturianos, que perdieron protagonismo momentáneamente en favor del Deportivo, aunque se repusieron en la recta final del primer periodo, en la que volvieron a empujar y a desordenar a los locales, pero sin hacerles daño porque la solidaridad defensiva de los blanquiazules no lo permitió.

Los ovetenses, que no habían rematado a puerta en todo el primer tiempo, se habituaron a la posesión y, a la hora de partido, buscaron portería por primera vez con un cabezazo de Joselu a centro de Bárcenas. Dani Giménez blocó ese intentó y también el siguiente, un disparo del panameño que el portero atajó en dos tiempos.

Parecía más cerca el empate que el segundo del Deportivo, pero el conjunto coruñés ya había mandado mensajes aislados a su rival y logró ampliar la renta a los 65 minutos. Lanzó el contragolpe Edu Expósito con un balón en largo desde campo propio y lo recogió Quique González en el pulso con Forlín para batir a Champagne con un disparo cruzado.

El Oviedo pudo meterse en el partido con un cabezazo de Joselu que rozó el poste, pero no lo hizo y los locales no tuvieron clemencia. En dos minutos (73 y 75), sentenciaron Carlos Fernández, a pase del argentino Fede Cartabia, que reapareció tras lesión, y Quique González, quien solo tuvo que empujar una asistencia del sevillano.

A los asturianos no les salió nada en Riazor, ni siquiera cuando Ibrahima superó a la zaga gallega y a Giménez a los 90 minutos. El poste rechazó su disparo y el gol del honor de un equipo que se llevó un marcador muy abultado.

- Ficha técnica:

4 - Deportivo: Dani Giménez; David Simón, Domingos Duarte, Marí, Caballo; Edu Expósito, Álex Bergantiños (Mosquera, m.83), Vicente Gómez; Carles Gil (Fede Cartabia, m.64); Quique González (Didier Moreno, m.80) y Carlos Fernández.

0 - Oviedo: Champagne; Bárcenas, Carlos Hernández, Forlín (Boateng, m.74), Alanís, Christian Fernández (Mossa, m.64); Javi Muñoz, Ramón Folch, Tejera (Johannesson, m.79); Joselu e Ibrahima.

Goles: 1-0, m.21: Domingos Duarte. 2-0, m.65: Quique González. 3-0, m.73: Carlos Fernández. 4-0, m.75: Quique González

Árbitro: Ocón Arráiz (Comité Riojano)

Incidencias: Partido de la decimotercera jornada de LaLiga 1/2/3 disputado en el estadio Abanca-Riazor ante 18.862 aficionados, más de 2.000 del Oviedo.