Diario Vasco

Vigo/Madrid, 10 Nov (EFE).- El Celta de Vigo, de vuelta a su mejor versión gracias a la pegada de Iago Aspas y Maxi Gómez, supondrá una exigente prueba para Santiago Solari, necesitado de un triunfo en su último examen antes de acabar con la interinidad con la que fue ascendido del Castilla para reconducir al Real Madrid.

Los cuatro partidos que la directiva madridista concedió al técnico del filial para decidir apostar por un nuevo técnico de renombre o tirar de lo que hay en la casa, como ocurrió con gran recuerdo con Zinedine Zidane, tienen su estación final en Balaídos. Donde Solari encontrará el duelo de mayor entidad a su tiempo de ensueño en el banquillo madridista, con los jugadores respondiendo con tres triunfos consecutivos ante Melilla, Real Valladolid y Viktoria Plzen.

Los rivales presentaban un panorama favorable a las probaturas y Solari ha mejorado al Real Madrid, poco a poco, instalando de nuevo la confianza en jugadores a los que ha visto mal físicamente. De ahí la apuesta por gente joven y las rotaciones con buen resultado. Con él, cero goles encajados en tres partidos y el regreso de la pegada perdida con una media de tantos superior a los tres goles por duelo.

Así llegará el conjunto madridista a la cita de Vigo, estadio siempre duro, con Solari de nuevo tomando decisiones. Anda con lo justo en defensa, donde como mucho recuperará a Dani Carvajal corto de ritmo como para jugar. La apuesta por Odriozola y Reguilón ha salido bien y tendrán continuidad. Serán baja Marcelo, Raphael Varane y Jesús Vallejo.

Las decisiones llegarán de centro del campo en adelante con jugadores importantes como Isco esperando más después de tres suplencias consecutivas. Él o Marco Asensio completarán la nómina junto a Casemiro, Kroos y Modric, con Bale y Benzema en punta deseosos de extender su racha goleadora, claves en la resurrección liguera de un Real Madrid que salió derrotado en sus tres últimas salidas (Sevilla, Alavés y Barcelona) y necesita vencer a domicilio. No lo hace desde el 26 de agosto en Girona (1-4).

Iago Aspas y Maxi Gómez, que regresó tras su lesión con un doblete frente al Real Betis en apenas treinta minutos, serán la principal amenaza para el conjunto madridista.

Si el Real Madrid cambió su dinámica de resultados desde que el argentino Solari sustituyó a Julen Lopetegui; el Celta lo hizo a raíz del ultimátum que la directiva que preside Carlos Mouriño le dio a su paisano Antonio Mohamed antes de recibir al Eibar.

El técnico celeste ya tiene definido su once para recibir al vigente campeón de Europa, aunque no lo ha querido desvelar. No obstante, todo hace pensar que Sergio Álvarez se mantendrá en la portería, con Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia y Juncá en la línea defensiva.

Okay repetirá junto a Beltrán en la medular, ya que el eslovaco Lobotka, el "motor" celeste, sigue lesionado. Brais Méndez, la gran sorpresa de Luis Enrique Martínez en la convocatoria de la selección española, completará el centro del campo.

Aspas y Maxi Gómez son fijos en la línea de ataque, la cual completará Sofiane Boufal, por lo que Emre Mor y Andrew Hjulsager, decisivo en el Benito Villamarín, empezarán en el banquillo.

. Alineaciones probables:

Celta de Vigo: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Juncá; Okay, Beltrán, Brais Méndez; Aspas, Boufal y Maxi Gómez.

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Nacho, Sergio Ramos, Reguilón; Casemiro, Kroos; Bale, Modric, Marco Asensio; y Benzema.

Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro).

Estadio: Balaídos.

Hora: 20:45.

----------------------------------------------------------------

Puestos: Celta (11º, 14 puntos), Real Madrid (7º, 17 puntos).

La clave: la pegada de Aspas y Maxi Gómez ante un Real Madrid que Solari no ha encajado ningún gol en tres partidos.

El dato: Toni Kroos ha marcado cuatro goles al Celta.

La frase:

. Aspas: "Cristiano tapaba muchas carencias del Real Madrid".

. Solari: "Imagino un partido duro"

El entorno: Balaídos presentará un gran ambiente en uno de los partidos grandes de la temporada.