Diario Vasco

Valencia, 10 nov (EFE).- Un centenar de activistas feministas ha protestado hoy en Valencia contra la práctica de los vientres de alquiler, que consideran una violación de los derechos humanos y un atentado a la dignidad de las mujeres.

El acto ha tenido lugar con motivo de la celebración de unas jornadas sobre gestación subrogada por parte de una compañía estadounidense en un hotel de la ciudad.

A pesar de que esta empresa informó al hotel de la suspensión de la sesión informativa, la protesta se ha desarrollado como estaba previsto con la participación de un centenar de personas, ha informado a Efe Candi Barroso, del movimiento feminista.

Un grupo de unas quince mujeres ha representado una escena de la serie "El cuento de la criada" -vestidas con una capa roja y una caperuza blanca-, y han dado nueve vueltas en círculo para después quitarse el atuendo al grito de "Vixca la lluita feminista" (Viva la lucha feminista).

El movimiento feminista, que sospecha que la jornada se ha realizado en un hotel próximo al inicialmente previsto, ha destacado el apoyo de 120 organizaciones a la exigencia para cancelar la sesión informativa, que consideran es un acto de captación de clientes para una actividad prohibida por la legislación española.

Aseguran que estas prácticas son una expresión más de "la alianza entre el patriarcado y el capitalismo, haciendo uso de la capacidad reproductiva de las mujeres para la obtención de beneficio".

Las empresas "de la mala llamada subrogación" gestionan y promocionan una práctica que supone "la producción y mercantilización" de personas con el objeto de obtener beneficio por ello, que es "del todo ilícita y falta de toda ética", indican en un comunicado.