Diario Vasco

Cervera , 10 nov .- El piloto de Honda Marc Márquez celebró este sábado en la localidad ilerdense de Cervera su quinto título mundial de MotoGP con varios miles de aficionados que no quisieron perderse la fiesta del campeón.

Márquez mostró su mejor versión tanto en la rúa desde la universidad, donde tuvo lugar la rueda de prensa, hasta la plaza donde se ubicó el escenario.

Marc Márquez hizo las delicias de sus seguidores, dejando claro que se desenvuelve igual de bien con el micrófono que sobre la moto.

El de Honda estuvo acompañado de toda su familia, incluido su hermano Álex Márquez. Su abuelo, en uno de los momentos más divertidos de la celebración, prometió "pasar lista" al año que viene, ya que celebrarían "dos títulos", el de MotoGP y el de Moto2.

Como viene siendo habitual en esta celebración, Marc Márquez presentó uno a uno a los miembros de su equipo, que no tuvieron ningún inconveniente en sumarse a la fiesta de forma distendida. Juntos repasaron la temporada y sus mejores momentos, incluidas sus salvadas.

Márquez se mostró muy feliz de que la afición respondiera a su llamada. "Celebrarlo con vosotros es mi motivación, por esto trabajo toda la temporada. Prometo que me dejaré la piel para volver", aseguró el piloto catalán.