Diario Vasco

Viviana García

Londres, 10 nov (EFECOM).- Las Malvinas, bajo soberanía británica, consideran imperativo para su economía un buen acuerdo del "brexit", sobre todo para su sector pesquero, del que dependen, además de empleos en las islas, al menos 6.000 en España, pues los malvinenses ingresan su pesca en la UE a través del puerto gallego de Vigo.

El bloque europeo es un destino vital para los casi 3.000 habitantes de las Malvinas, ya que el 94 % de su pesca y una tercera parte de su carne es exportada al mercado de los 27.

En 2017, los malvinenses exportaron 42.286 toneladas de pescado por valor de aduana estimado en 139 millones de euros, en tanto que las exportaciones de carne y lana generaron 8,6 millones de euros.

El pescado de Malvinas no compite con el británico (que pesca principalmente bacalao y caballa), puesto que los isleños exportan el calamar Loligo, cuyo principal mercado es el sur de Europa.

"Nuestras opciones son limitadas. Es por ello que es imperativo que se negocie un buen acuerdo", dijo a Efe Teslyn Barkman, miembro de la Asamblea legislativa de las Malvinas.

Según Barkman, a cargo del área de recursos naturales, si el Reino Unido sale de la UE el 29 de marzo de 2019 sin acuerdo, las exportaciones de pesca y carne de las islas estarán sujetas a las tarifas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Dada la importancia de la UE como destino para sus productos, una falta de acuerdo sería "perjudicial" para su economía, con consecuencias para las futuras inversiones en infraestructura de las islas y los servicios públicos, según la legisladora.

Desde que el Reino Unido entró en la UE en 1973 (por entonces la Comunidad Económica Europea, CEE), las islas disfrutaron de una buena relación con la UE, pero sobre todo a partir de 2001, cuando se beneficiaron del libre acceso aduanero a los mercados comunitarios a fin de ayudar a su desarrollo económico y social.

Se estima que la industria de la pesca supone el 41 % del producto interno bruto (PIB) de las islas del Atlántico sur, cuya soberanía reclama Argentina desde enero de 1833.

Es por ello que los isleños vislumbran una caída de sus ingresos por pesca de un 16 % si no hay pacto del "brexit", pero el descenso para el sector de la carne puede llegar al 30 %.

Además, puede haber un impacto en Vigo, teniendo en cuenta que de esta actividad dependen al menos 6.000 puestos de trabajo españoles, 2.000 de ellos en los barcos y 4.000 en la costa, según Barkman.

"Dada la prevalencia de Vigo como puerta a la UE para productos de pesca de las islas Falklands (nombre británico de las Malvinas), está claro que es de mutuo interés para España y las islas Falklands mantener el arancel actual y el acceso de cuotas a los mercados de la UE para estos productos. Cualquier otra cosa que no sea este arreglo, tendrá un efecto perjudicial en los ingresos" de las islas, explicó la responsable de Recursos Naturales.