Diario Vasco

San Sebastián, 10 nov (EFE).- El atleta vizcaíno Javi Conde y la burgalesa Purificación Santamarta recibieron este sábado el premio Aquiles de Honor en reconocimiento a su "trayectoria internacional de éxitos" dentro del Festival Internacional de Cine de Atletismo que se celebra en San Sebastián.

Javier Conde es una de las grandes instituciones del deporte paralímpico español y cuenta en su palmarés con nueve medallas en Juegos a las que se unen otra docena más de títulos repartidos entre Campeonatos de Europa, Mundiales y competiciones internacionales.

"Agradezco al festival FICA que en su primera edición reconozca el trabajo de los atletas paralímpicos", dijo a EFE Javi Conde, que reconoció que "aún queda mucho trabajo por hacer".

"Esta es una pequeñita porción del duro camino que estamos recorriendo. Tenemos que acostumbrar a la sociedad a vernos en estos reconocimientos junto a grandes figuras del deporte convencional", confesó.

Purificación Santamarta es una de las atletas más consagradas en la historia del deporte paralímpico español con dieciséis medallas en siete Juegos Paralímpicos, once de ellas de oro.

El Trofeo Aquiles, basado en la leyenda de la Antigua Grecia, representa al guerrero más rápido y hermoso de los héroes residentes en Troya. Su madre, Tetis, lo sostuvo del talón y lo sumergió en el río Estigia para volverle inmortal, pero su talón jamás tocó el agua y ese fue su punto débil y se convirtió en un guerrero vulnerable. Aquiles murió en una batalla al ser alcanzado por una flecha envenenada en el talón que no se mojó en el agua.

En días anteriores, el estadounidense Bob Beamon, la leyenda del atletismo que en México 1968 saltó 8,90 metros, actual récord olímpico y plusmarca mundial durante casi 23 años, también recogió en el premio "Leyenda".

En su conferencia de prensa, el mítico atleta estadounidense fue preguntado por la "gesta" lograda por el keniano Eliud Kipchoge, al situar el récord mundial de maratón en 2h01.39 y ser la primera persona en correr esta prueba por debajo de las dos horas y dos minutos.