Diario Vasco

Madrid, 10 nov (EFE).- La Asociación de Pacientes de Tumores Neuroendocrinos, NET España, ha instalado hoy en parques de Madrid y Barcelona dos cebras gigantes para visibilizar esta patología de difícil diagnóstico, que cada año afecta en España a 2.000 nuevos pacientes.

Con motivo del Día Mundial de los Tumores Neuroendocrinos, la asociación explica en un comunicado que han optado por cebras, ya que "representan el tumor neuroendocrino, cuyos síntomas se camuflan pudiendo retrasar su diagnóstico más de 5 años".

Se trata de una enfermedad rara que se caracteriza por la formación de tumores en las células del sistema endocrino, que se pueden desarrollar en cualquier órgano del cuerpo, aunque lo más frecuente es en páncreas, intestino, estómago y pulmones.

El acto de Madrid, que se enmarca dentro de la campaña "Change the color of NET", ha contado con la participación del endocrinólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid José Ángel Díaz Pérez, quien ha lamentado el escaso conocimiento de la sociedad de esta enfermedad.

Ha destacado la importancia que se conozca su existencia porque "no es tan infrecuente como se creía y porque la implicación del paciente facilita su tratamiento?.

Así mismo, en Barcelona, Jaume Capdevila, oncólogo del Hospital Universitario Valle de Hebrón, ha señalado que la divulgación de esta enfermedad es esencial "para impulsar la experiencia médica en el manejo de esta patología compleja y la investigación necesaria para seguir avanzando hacia su curación".

Según el comunicado, la "heterogeneidad de esta enfermedad" dificulta la creación de un ?modelo? de tumor neuroendocrino que la sociedad pueda asociar con la patología, como sucede con otro tipo de tumores.

Por ello, los expertos abogan por su abordaje multidisciplinar y la colaboración entre endocrinólogos, oncólogos, patólogos, cirujanos, radiólogos y médicos de medicina nuclear para diagnosticarla y tratarla.