Diario Vasco

San Sebastián, 10 nov (EFE).- La selección de Estados Unidos se adjudicó el test preparatorio para el Mundial de Rugby de 2019 de Japón y ganó a Samoa en un estadio de Anoeta que registró una aceptable entrada de aficionados con cerca de 10.000 espectadores, tras convertir un penalti en el último por Hooley, el mejor jugador del partido.

El público que se acercó a un estadio, que vive normalmente del fútbol, disfrutó desde el principio con un evento que comenzó con el ritual de Samoa, el conocido como "Siva Tau", la danza del equipo isleño del pacífico que luego no fue tan fiero, ante una selección de Estados Unidos bien plantada que empezó como un tiro, sufrió y ganó a lo grande.

Samoa y Estados Unidos están entre el grupo puntero de países en esta disciplina pero todavía lejos de los grandes como Gales, Irlanda o Nueva Zelanda, a los que pueden tutear pero no dominar en los diferentes campeonatos.