Diario Vasco

Madrid, 10 nov (EFE).- El entrenador del Athletic Club de Bilbao, el argentino Eduardo Berizzo, manifestó tras la derrota de su equipo contra el Atlético de Madrid por 3-2 en el Wanda Metropolitano que el resultado le parece "injusto" tal y como se desarrolló el partido, en el que se adelantaron por dos veces.

"Irnos con un 3-2 en contra, por como fue el partido, me parece injusto", declaró Berizzo nada más concluir el encuentro en el estadio Wanda Metropolitano, en el que elogió el partido realizado por sus jugadores, de los que dijo que tuvieron "una actuación muy destacada".

"En la primera parte defendimos bien, encontramos el gol, fuimos a por más en la segunda parte, que era la intención, no quedarnos sino redoblar la apuesta, nos empatan, tenemos la personalidad de salir, pero las acciones de balón parado no las defendimos bien y nos vamos con las manos vacías después de una actuación destacable. La decepción es grande", analizó.

A nivel personal reconoció que se siente "decepcionado" y "frustrado por no haber cristalizado en el resultado" todo lo que su equipo hizo.

"El 2-2 me parecía demasiado castigo, así que imagínate como me siento. Pero mañana buscaré motivos para generar optimismo y volver a empezar", añadió.

Preguntado por si al equipo le faltó picardía y oficio en los instantes finales, el entrenador del Athletic reconoció que al recibir goles a balón parado puede ser que faltara "oficio para no permitir" esas situaciones, que para él no debían haberse señalado.

"Ni el córner era, porque la pelota no salió, creo, y tampoco la falta que genera el 3-2, pero creo que sí me hubiese encantado defender mejor estas acciones y estaríamos hablando de una gran victoria, debemos revisar qué pasó y mejorar, siempre hay que mejorar", señaló.

Berizzo no quiso "personalizar la derrota", ya que eso "no es de equipo de fútbol", dijo que deben "corregir los errores" y agregó que "siempre se aprende, aún en una derrota injusta".

Preguntado por la posibilidad de que el equipo acabe esta jornada dentro de los puestos de descenso a LaLiga 1/2/3, Berizzo reconoció que hoy "la solvencia defensiva en el balón parado" no fue "la adecuada" ya que el Atlético "no convirtió nada salvo las acciones en balón parado".

"Los goles también te enseñan, si bien es doloroso y nuestra situación clasificatoria no es agradable, seguro que sacaremos conclusiones positivas de hoy, que es la mejor actuación en cuanto a fútbol, personalidad, y desarrollo del juego, hoy contra un gran rival jugamos de igual a igual e incluso creo que hemos sido superiores", señaló.

Berizzo aseguró que el compromiso de la plantilla es total, y que aunque el vestuario está "decepcionado" confía en que encontrarán "la fuerza para salir y reconducir esto".

En cuanto a la diferencia entre las buenas actuaciones que han tenido contra rivales de nivel como Atlético, Real Madrid o Barcelona y su falta de regularidad, Berizzo dijo que en estos partidos han cambiado su "fisonomía de equipo", en lo que asumió responsabilidad por "la elección de los jugadores".

A nivel particular, destacó el "grandísimo nivel" del partido de Unai Núñez, la presencia de Beñat Etxebarría que "genera fútbol", el buen partido de Iker Muniain o la "profundidad" de Iñaki Williams, autor de los dos goles de su equipo.

Preguntado por si sustituyó al delantero por algún problema físico, confirmó que fue por fatiga, ya que estaba "fundido" y pidió "fortalecer la cabeza" para levantar la situación.

"Las decepciones te enseñan rápidamente y hay mantener la moral alta, saber que todo el mundo está preocupado y comprometido y quiere dar la vuelta a la situación. Si sumamos cosas simples y bien hechas vamos a enderezar el rumbo", finalizó.