Diario Vasco

Madrid, 10 nov (EFE).- El Partido Popular apuesta por encontrar un candidato de consenso para presidir el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) mientras sigue negociando con el PSOE los nombres de los vocales que deben sustituir a los veinte actuales miembros del órgano de gobierno de los jueces.

Fuentes populares apuntaron ayer que su candidato preferido para presidir ese órgano era Manuel Marchena, presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, la sala que debe juzgar próximamente el proceso soberanista de Cataluña, pero el responsable del área de Justicia del PP, Rafael Catalá, ha señalado hoy a Efe que no es "su candidato", aunque tampoco se descarte ese nombre para el cargo.

Catalá negocia desde hace semanas con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, la renovación del CGPJ y los socialistas abogan porque la presidencia de ese órgano, que también ostenta la presidencia del Tribunal Supremo, recaiga en una mujer.

El mandato de los miembros del CGPJ concluye el 4 de diciembre y se necesita el consenso de los dos principales grupos parlamentarios para elegir a lo nuevos vocales, que a su vez deberán nombrar al presidente, si bien el nombre suele ser pactado previamente por los grupos parlamentarios.

Según Catalá, el nombre del sustituto de Carlos Lesmes sigue siendo uno de los asuntos pendientes de la negociación, pero tampoco puede darse por cerrada la cien por cien la lista de los veinte vocales mientras no concluya todo el proceso.

En principio este lunes acaba el plazo en el Congreso para presentar candidatos, aunque la semana pasada ya se amplió para dar más margen a las negociaciones.

Podemos, que no participa en las conversaciones que mantienen el PP y el PSOE, tenía preparada su lista de candidatos y estaba a punto de registrarla en la Cámara, pero optó por no hacerlo tras tener conocimiento de la petición de prorroga de los grupos mayoritarios, a la que se opuso.

Ciudadanos ha elegido mantenerse al margen del proceso de renovación porque rechaza lo que califica de "un intercambio de cromos" entre populares y socialistas.