Diario Vasco

Redacción deportes, 10 nov (EFE).- El Alcorcón se situó, en espera del encuentro que enfrentará el domingo al Granada con el Numancia, como nuevo líder provisional de LaLiga 1/2/3 al imponerse este sábado por 0-1 al Lugo, en una jornada en la que el Deportivo no falló y se aupó a la segunda plaza tras golear por 4-0 al Oviedo.

Un triunfo en el que volvió a jugar un papel fundamental el delantero Quique González, máximo goleador de la categoría, que encarriló definitivamente la victoria del conjunto gallego con los dos tantos que anotó en la segunda mitad.

Goles que sirvieron para plasmar en el marcador la superioridad de un Deportivo, que volvió a mostrarse intratable en el "fortín" de Riazor, donde los de Natxo González tan sólo se han dejado escapar un empate en el presente campeonato liguero.

Una fortaleza como local que mantiene muy vivo al conjunto gallego en la carrera por el ascenso directo, que encabeza el sorprendente Alcorcón, que se situó en la primera plaza de la clasificación, tras imponerse este sábado por 0-1 en su visita al campo del Lugo.

Victoria que el equipo madrileño volvió a cimentar en su impenetrable defensa, que permitió a los de Cristóbal Parralo, el equipo menos goleado de la categoría, sumar su noveno partido sin encajar gol.

Una solidez defensiva que no se vio mermada ni con la lesión del portero Dani Giménez, que tuvo que abandonar el terreno de juego a los 71 minutos para dar entrada a un Raúl Lizoain, que con varias paradas de mérito hizo olvidar al guardameta titular.

Pero este Alcorcón no es sólo una muralla defensiva, tal y como volvió a demostrar este sábado en el Anxo Carro, donde los madrileños, pese a la "sequía" de Juan Muñoz, que se quedó si marcar por primera vez en las últimas ocho jornadas, volvieron a mostrar un tremenda efectividad.

A falta del habitual gol de Juan Muñoz, surgió la figura de Borja Galán, que anotó a los tres minutos de la segunda mitad el definitivo 0-1 con un preciso remate que se coló entre el portero del Lugo Juan Carlos y el poste.

Un tanto que permitió al Alcorcón escalar hasta la primera plaza de una clasificación, en la que el Las Palmas sigue sin dar el salto necesario para posicionarse en lo puestos de ascenso directo, tras sumar un nuevo empate (0-0) en el campo del Elche.

Resultado que no debe disgustar al conjunto insular, que durante muchos minutos se vio completamente superado por el empuje de un Elche, que volvió a mostrar su mejor cara ante su afición.

Sin embargo, a los de Pacheta, a diferencia de los ocurrido ante el Málaga (2-0) o el Zaragoza (2-0) les falto concretar sus ocasiones de gol, una falta de puntería que a punto estuvo de costar muy caro a los ilicitanos.

Y es que el Las Palmas, que estuvo desaparecido durante muchos minutos, logró reaccionar en el tramo final con la entrada entre otros de Rubén Castro, que de hecho, llegó a marcar gol, aunque nunca subió al marcador al estimar el colegiado ilegal la posición del delantero canario.

Reacción final que si tuvo premio en el caso del Osasuna, que pese a jugar con un hombre menos desde los 78 minutos por la expulsión de Aridane, logró dar la vuelta a un marcador, en el que los navarros llegaron a perder por 2-0, gracias a un gol (2-3) de Roberto Torres en el tiempo de prolongación.

Una remontada que costó el puesto al entrenador del Extremadura, Juan Sabas, que fue destituido tras un encuentro, que situó al Osasuna al borde de los puestos de promoción de ascenso.

Plazas de promoción que atisba ya el "renacido" Cádiz, que se situó a tan sólo tres puntos de los puestos de promoción, tras encadenar este sábado su tercera victoria consecutiva al vencer por 2-0 al Reus.

Una escalada que confirma la igualdad reinante en una categoría en la que el Cádiz ha pasado en apenas tres semanas de ocupar puestos de descenso a meterse de lleno en la lucha por los puestos de promoción.