Diario Vasco

Bangkok, 9 nov (EFE).- La corrupción, la desigualdad y la falta de libertad son algunos de los temas de un rap que ha alcanzado más de 31 millones de visitas en Youtube y que ha irritado a la junta militar de Tailandia, que ha contraatacado con su propio tema de hip-hop.

"El país con una pistola en tu cuello/ que clama la libertad pero no da derecho a elegir", dice la canción interpretada por el colectivo Rap Against the Dictatorship, un proyecto formado por 10 músicos tailandeses.

Los raperos atacan sin ambages a la junta militar por retrasar continuamente la fecha de las elecciones prometidas desde que tomó el poder en un golpe de Estado en 2014 y someter a una sociedad "ignorante" con la amenaza de la violencia.

El rapero Pratchayaa Surakamchonrot, alias Jacoboi, explica a Efe en un estudio de grabación de Bangkok que la canción expresa ideas de la mayoría de los tailandeses, pero que no se dicen abiertamente, y se muestra satisfecho por haber podido llegar a tanta gente.

"Básicamente quiero ver un Gobierno civil, un Gobierno que sea cien por cien elegido por el pueblo tailandés en unas elecciones. Empecemos con eso", señala el cantante, de 33 años y que exhibe diversos tatuajes, incluido el símbolo la paz en la mano.

"El país que te pide que te calles o vayas a la cárcel/ El país donde la corrupción es segura para los ricos", afirma otra estrofa de la canción titulada "Phratet ku mi" ("Mi país tiene"), subida a la red el pasado 22 de octubre.

El rap hace mención a los relojes millonarios del viceprimer ministro, Prawit Wongsuwan, que nunca explicó de forma convincente su origen, y al trato benevolente dado por la Policía a un empresario rico que cazó ilegalmente una pantera negra amenazada, entre otros asuntos.

Al final del vídeoclip, recrean la famosa foto del linchamiento de un estudiante al que una turba ahorcó en un árbol durante la masacre de manifestantes de izquierdas por parte de las fuerzas de seguridad y grupos paramilitares en la Universidad de Thammasat en Bangkok.

Este episodio, que ocurrió en 1976 tras la victoria de los comunistas en la guerra de Vietnam, Laos y Camboya, es raramente debatido en público.

"Quiero que la gente siga compartiendo, charlando y discutiendo", dice otro integrante del colectivo, Dechathorn Bamrungmuang (alias Hockhacker), de 28 años.

El joven músico considera un "derecho fundamental" poder hablar de temas como los expresados en el rap, al tiempo que advierte del peligro de la división de la sociedad y la violencia provocadas desde el poder.

"La policía usa la ley para amenazar a la gente/ aunque seas ilustrado tienes que pretender dormir", denuncia en otro momento la letra del rap.

Poco después de publicarse el vídeo, el Gobierno y la Policía acusaron al grupo de deslealtad a la patria e incluso amenazaron con usar la ley de internet contra los integrantes de Rap Against the Dictatorship y contra quienes compartieran la canción en las redes sociales.

Sin embargo, el jefe adjunto de la Policía Nacional, Srivara Ransibrahmanakul, afirmó más tarde que no hay delito en la letra de la canción y, por tanto, no vulnera ninguna ley.

El pasado mayo, la policía interrumpió un concierto punk y arrestó brevemente a los cantantes por insultar al primer ministro y jefe de la junta militar, Prayut Chan-ocha, y canceló otro concierto similar en el último momento en septiembre.

En esta ocasión, las autoridades han contraatacado de una forma más artística.

Una semana después de la publicación de "Mi país tiene", la junta militar exhibió el vídeo de un rap patriótico titulado "Tailandia 4.0" durante un acto empresarial.

"Haz un hoy y mañana mejores llegando a un entendimiento" o "los tailandeses son tan listos. Solo necesitamos objetivos colectivos y ser más fuertes" son algunas de las frases de la canción, que fue proyectada ante Prayut y varios miembros de su Gobierno.

A día de hoy, "Tailandia 4.0", con 3,6 millones de visitas, lleva cosechados 3.800 "me gusta" y 59.000 "no me gusta" en Youtube.