Diario Vasco

Vigo, 9 nov (EFE).- Tres barcos que participan en la Ruta del Ron, una de las regatas transoceánicas más prestigiosas del mundo para navegantes en solitario, se han refugiado en las instalaciones del Monte Real Club de Yates de Baiona (Pontevedra) debido al fuerte temporal, y un cuarto, el Service Civique de la francesa Claire Pruvot, tiene previsto llegar en las próximas horas para reparar una vía de agua.

Después de partir el pasado día 4 del puerto francés de Saint Malo, las malas condiciones meteorológicas que se fueron encontrando los 123 participantes, con vientos de hasta 40 nudos y olas de 6 metros, han obligado a diversos barcos a hacer paradas técnicas para solucionar los problemas sufridos durante el recorrido y evitar daños mayores.

El 'Edenred' de Emmanuel Le Roche y el 'Carac' de Louis Duc, ambos de la clase 40, sufrieron daños en sus velas, mientras que el trimarán de 56 pies 'Rayon Vert', de Alain Delhumeau, que compite en la clase Rhum, también se vio obligado a parar en Baiona para arreglar sus desperfectos.

Los patrones refugiados en el Monte Real han comunicado al club su intención de abandonar Baiona mañana por la tarde, una vez amaine el temporal de lluvia y viento que se registra a estas horas en Galicia, y que mantiene gran parte de la costa gallega en alerta naranja.

Todos ellos retomarán la regata rumbo hacia Pointe-Á-Pitre, en la caribeña isla Guadalupe, destino final de la conocida como "Regata de la Libertad".