Diario Vasco

Nestares , 9 nov .- La factoría cántabra de Sidenor Forgings & Castings -dedicada a piezas forjadas y fundidas- acabará este año "en equilibrio" y registrará una "mejora clara" en 2019, ya que su volumen (en toneladas) de ventas ha crecido un 14 por ciento y los ingresos un 31 por ciento.

Así lo ha anunciado hoy el consejero delegado de Sidenor, José Antonio Jainaga, quien suscribió hace un año un acuerdo con el Gobierno de Cantabria por el que éste, a través de su empresa pública Sodercan, adquiría el 25 % del capital de la nueva firma, Sidenor Forgings & Castings, que se ocupa de la producción de piezas forjadas y fundidas de la planta de Reinosa.

El grupo Sidenor mantenía, de esa planta cántabra, la producción de laminado.

En la comida anual que organiza el grupo de empresa de Sidenor Reinosa, Jainaga ha destacado, ante el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, el acuerdo con el Gobierno cántabro, ha augurado "larga vida" a la factoría siderúrgica de Reinosa y ha asegurado que "las cosas van a seguir mejorando".

Revilla ha apuntado que Sidenor Forgings & Castings "tiene ahora novias y novias guapas" y ha coincidido con Jainaga en que el futuro de La Naval "va a ser muy bueno".

Jainaga ha enfatizado que la situación actual de la parte de la factoría que gestiona Sidenor F&C es un "excelente ejemplo" de cómo la iniciativa pública "puede casar con la privada de manera coherente e inteligente".

También ha recordado que ha sido "un año intenso" porque la factoría reinosana ha celebrado su centenario, conmemoración que comenzó con la visita del Rey Felipe VI a la factoría que inauguró su bisabuelo Alfonso XIII.

"Cumplir cien años tiene mucho mérito, eso no ocurre todos los días", ha asegurado el empresario vasco, al que antes de su intervención se le ha hablado de su futuro en el Athletic de Bilbao, un asunto del que no ha dicho nada más que "lo que pase en Bilbao no es noticia en Reinosa".

Sí ha insistido en la "excelente noticia" que reflejan los datos económicos de Sidenor Forgings & Castings después de unos años que ha reconocido que han sido "dificilísimos".

"Hay una realidad y es que en 2018 vamos a estar casi en el equilibrio y que vemos 2019 con una perspectiva de mejora clara", ha apostillado y ha deseado "larga vida" a partir de ahora a la planta de Reinosa, en la que tiene "muchas esperanza de que las cosas van a seguir mejorando".

Revilla ha ido más allá y ha dicho que en 2019 la empresa "va a ganar dinero", porque ha asegurado que está siendo importante para otras empresas, que la ven "atractiva".

"Yo creo que el futuro de esta empresa va a ser muy bueno", ha concluido el presidente cántabro.