Diario Vasco

Nueva York, 9 nov (EFE).- El director de cine Emilio Ruiz Barrachina se defendió hoy de las acusaciones de fraude por presuntamente inflar datos de taquilla y acceder así a subvenciones y denunció "un proceso lleno de irregularidades", del que culpa al anterior gobierno.

Barrachina, que acaba de terminar en Nueva York el rodaje de su película "Broken Poet", dijo a varios medios, entre ellos Efe, que la defensa ha pedido la nulidad del proceso por irregularidades.

"A día de hoy no hemos recibido ni siquiera el sustento de las acusaciones. Lo filtraron a la prensa el día de Navidad (de 2017), tiene una serie de cosas tan extrañas...", insistió.

El año pasado, la Fiscalía Provincial de Madrid pidió dos años de cárcel para el director y los responsables de tres salas de cine por inflar datos de taquilla del largometraje "El Discípulo", para poder acceder a subvenciones del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA).

"'El Discípulo' es una película de 2009 y vienen casi diez años después a ver temas de taquilla. Es absolutamente seguro que es un juicio que se va a ganar", aseguró el cineasta.

El filme narra la vida de Jesús de Nazaret, aunque parte de la premisa de que en realidad se trataba de un seguidor de Juan Bautista, el verdadero profeta, y que, tras la muerte de este último, lidera un asalto al templo de Jerusalén.

Ruiz Barrachina señaló al anterior gobierno de Mariano Rajoy de utilizar "tanto la administración pública como la justicia para dirimir cuestiones políticas".

Para el premiado cineasta, "El Discípulo" fue "una película muy molesta para ellos (los responsables del gobierno del Partido Popular). Sabemos lo que es la derecha en España y el nacionalcatolicismo que sigue muy vivo".

"Hay una prueba muy palpable de que cuando haces algo que molesta se utilizan muchos medios para públicamente intentar hacerte una desaparición civil. Es un país muy complicado España, todos lo amamos, pero tiene cosas muy difíciles", indicó.

El director añadió que "ahora la justicia tiene dos caminos o celebrar el juicio o anularlo por irregularidades".