Diario Vasco

Bruselas, 9 nov (EFE).- El Consejo de la Unión Europea (UE), que representa a los Estados miembros, aprobó hoy una reforma que reducirá los obstáculos a la libre circulación de datos no personales dentro del club comunitario para empresas y autoridades públicas.

Los datos no personales hacen referencia, por ejemplo, a los generados por máquinas o a los de tipo comercial, como los relativos a las necesidades de mantenimiento de máquinas industriales o los vinculados a la agricultura de precisión que pueden ayudar a monitorizar y mejorar el uso de pesticidas y agua.

La nueva ley prohibirá las normativas nacionales que exigen almacenar o procesar esos datos en un determinado país de los Veintiocho.

Las restricciones en la localización de datos solo se permitirán por motivos de seguridad pública.

Por tanto, las autoridades de los Estados miembros seguirán teniendo acceso a los datos aunque estén situados en otro país, pues pueden necesitarlos para fines de control normativo o de vigilancia.

El reglamento también fomenta la elaboración de códigos de conducta que faciliten a los usuarios de servicios de tratamiento de datos el cambio de proveedor o la reintegración de estos a sus propios sistemas informáticos.

De acuerdo con el Consejo, las nuevas reglas buscan impulsar la economía basada en los datos y el desarrollo de las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial.

La votación de este viernes pone fin al procedimiento legislativo en primera lectura, pues el voto del Parlamento Europeo tuvo lugar el pasado 4 de octubre.

El 19 de junio ya se cerró un acuerdo provisional con la Eurocámara.

Se prevé que ambas instituciones aprueben el Reglamento durante la sesión plenaria del Parlamento a mediados de noviembre y que a continuación se publique en el Diario Oficial de la UE.

Será directamente aplicable en todos los Estados miembros seis meses después de su publicación.